Deportes

ESQUÍ DE MONTAÑA

El curso de Peña Guara, de diez

Pese a las condiciones meteorológicas, las actividades se pudieron sacar adelante

El curso de Peña Guara, de diez
El curso de Peña Guara, de diez
J.G.

HUESCA.- El sábado 9 de enero comenzamos las clases prácticas en la estación de esquí de Astún, en la que no faltó ninguno de los 21 cursillistas inscritos, pese a estar en medio de uno de los temporales de nieve más grandes desde hace décadas y teniendo que tomar todas las precauciones, no solo por el estado de las carreteras sino también este año siguiendo todos los protocolos anticovid marcados por la dirección del curso.

Las clases prácticas nos llevaron a utilizar remontes para esquiar fuera de pistas en entornos seguros, todos equipados con DVA, palas y sondas, como lo haremos el resto de días del curso, material de seguridad imprescindible para movernos por la montaña en invierno. Autodetención en pendientes, saltos de colas, distancia de seguridad, flanqueos, itinerarios seguros en descensos, cuña bien equilibrada, derrapajes y otros ejercicios de descensos en nieves no tratadas nos llevaron todo el día, pese a la nevada que estaba cayendo.

El domingo 10 seguían las malas previsiones de la meteo. Aun así, elegimos Candanchú, donde, pese a que había niebla, no nevaba, lo cual nos permitió hacer prácticas de deslizamientos sin pieles de foca, con pieles, elección de itinerarios seguros, vueltas maría y vuelta progresiva, haciendo un bonito recorrido por el entorno circular y practicando catas de nieve para ver la estabilidad del manto, test activos, búsqueda con DVA, sondeos y paleados estratégicos.

PARÓN OBLIGADO

El confinamiento municipal por medidas covid hizo que se aplazara el curso dos fines de semana hasta que se volvió a desconfinar la provincia y pudimos continuar con las prácticas.

El sábado 30 enero, el punto de la actividad fue el valle de Tena, zona de la frontera en el Portalet. Como viene siendo habitual en los cursos de Peña Guara es un honor contar con la colaboración de nuestro gran amigo "Torri", con una larga y dilatada experiencia como Greim, ahora en la reserva, pero siempre dispuesto a darnos una charla sobre rescates en montaña y búsqueda con perros entrenados. Su fiel mascota "León" nos dio una clase magistral de cómo está adiestrado para rescatar personas en las avalanchas. Esta clase es en la que muestran siempre más interés los cursillistas, escuchando relatos, experiencias y consejos y en la que se aclara cualquier tipo de pregunta que formulan los cursillistas ante la admiración de quien mejor que nadie nos puede enseñar en este tipo de actuaciones. Gracias, "Torri", por tu dedicación y tus valores humanos.

Después de ver la actuación de "León", con todo el equipo ascendimos con los esquís por el entorno de las minas del Portalet, recorrido circular y practicando en medio de la ventisca catas de nieve y búsqueda con DVA y calculando porcentajes de las pendientes con los bastones de esquí y otras prácticas de repaso.

El domingo 31 siguen las malas previsiones, afinamos todo lo que podemos y contando con plan A, B y C, y aun así, sobre la marcha sale otra cosa, con lo que nos deja la meteorología y el entorno de la montaña donde estamos. Así, nos desplazamos al balneario de Panticosa, donde la cota de nieve está más reciente, ya que de aquí hacia abajo ha sido agua estos días al subir las temperaturas. Deja de nevar y el viento va limpiando un poco el cielo de nubarrones, nos calzamos los esquís y por el entorno más seguro vamos ganando altura hacia ibones de Brazatos, pero sin salirnos del bosque. Prácticas de estabilidad del manto, test activos, trazado de huella, descenso por pendientes de esquí alpino, refugios de emergencia, cuevas, nichos, iglúes , búsquedas con DVA, técnicas de rapel con esquís con anclaje de esquís, piolets recuperables, setas de nieve y práctica rápida de construcción de camillla de emergencia con esquís. Y, ya lloviendo, recogemos de la actividad.

ÚLTIMO FIN DE SEMANA

Sábado 6 febrero, volvemos al Balneario de Panticosa. Las previsiones del tiempo cien por cien de probabilidad de lluvia y nieve en cotas altas. Los guardas del refugio Casa de piedra, con quienes estamos otros años en el curso, nos facilitan poder dar clase teórica con proyector y siguiendo medidas covid en villa Carlota, y así hacemos la preparación de la actividad de mañana: ascender un pico planificando con los BPA, ATES de la zona, previsión meteorológica, observación de mapas y descarga de traks resolviendo preguntas y haciendo tiempo hasta que, avanzada la mañana, deja de llover y decidimos hacer un recorrido buscando escenarios para practicar búsquedas con DVA, sondeos, paleado, estructuración del entorno de avalancha y otras prácticas de repaso.

El pasado domingo, 7 de febrero, es el último día del curso y por fin tenemos la climatología a favor. Nos desplazamos dentro del valle de Tena al parking de Anayet y de allí ascendimos el pico Campo de Troya (2.218 metros), haciendo un alto unos metros más abajo en una hondonada para practicar con cuchillas en los esquís, técnica de cramponaje, autodetención con piolets y paleando unas cuevas de nieve en un gran ventisquero para unirlas y lograr capacidad de catorce personas bien protegidos. Ya por fin culminamos el ascenso a cima todos, muy contentos de disfrutar de este día, del curso y de un maravilloso descenso con nieve virgen hacia los coches para dar por terminada la actividad.

Este año, las clases teóricas de los jueves se realizaron online y queremos destacar la valentía y disposición por parte de los cursillistas, ya que, pese a las malas previsiones de tiempo, hemos podido aprovechar el curso en todo momento. Un curso muy demandado este año con casi 40 solicitudes que tuvimos que cerrar en 21 por orden de inscripción y con una gran aceptación de cursillistas femeninas, 15 del total.

Etiquetas