Deportes

POLIDEPORTIVO

Bada y Levitec celebran la nueva regulación por el coronavirus

Los clubes oscenses están satisfechos con que las autoridades permitan entrar a 300 aficionados en el Palacio de los Deportes desde el próximo día 27 de febrero

Bada y Levitec celebran la nueva regulación por el coronavirus
Bada y Levitec celebran la nueva regulación por el coronavirus
R.G.

HUESCA.- El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón terminó de perfilar, el pasado miércoles, el protocolo que marcará la vuelta a las competiciones deportivas a nivel autonómico. Este reglamento, además de posibilitar el inicio de las competiciones individuales el día 20 de febrero y el día 27 las colectivas, también permite la entrada de público en los estadios con aforo limitado: 30% de la capacidad total, sin superar las 300 personas en espacios cerrados, ni las 500 al aire libre.

De este modo, los aficionados del Bada Huesca y del Levitec -y del resto de clubes federados de Aragón- podrán ver jugar a su equipo en directo después de seguirlos a través de las pantallas durante casi un año.

"Que entren aficionados es una buena noticia después de una primera vuelta en la que no se ha podido. Que entren 300 personas, eso ya depende de las autoridades sanitarias", celebra Fernando Udina, directivo del Bada Huesca, aunque admite que le hubiera gustado "un poco más, porque en el Palacio de Deportes caben 5.500 espectadores, y va a suponer menos de un 10% de la capacidad total".

El presidente del Levitec, Antonio Orús, también se suma a la satisfacción por parte de los clubes por la relajación de las medidas sanitarias en el ámbito deportivo, y considera la entrada de aficionados al campo como "un punto de partida": "Estamos muy contentos porque, de 0 a 300, es un paso".

Orús, además, deseó que "las cosas, de ahora en adelante, vayan a mejor y no a peor" e incidió en que están "deseosos de que llegue el próximo partido ante el Lérida (domingo 28, a las 12:30 horas) para poder ver a la afición dentro del Palacio".

CRITERIOS DE ACCESO

La medida que permite la entrada de aficionados al estadio, bien acogida y celebrada con unanimidad por los clubes, deja en la problemática a algunos de los clubes de la ciudad como el Bada Huesca, cuya masa de socios triplica las 300 personas. No obstante, al inicio de la temporada, el conjunto de balonmano oscense ya disputó dos partidos con la entrada limitada a 300 espectadores.

En aquella primera experiencia, dice Fernando Udina, se hizo un protocolo que consistía en habilitar el acceso a los primeros socios y, una vez alcanzada la cifra, "cerrar la puerta". Sin embargo, se llegó al número establecido por Sanidad "por poco".

Pero la situación a día de hoy es diferente a la del inicio de la campaña: "Había socios que quizá se echaron un poco para atrás porque pensaron que quizá no podrían entrar".

Fernando Udina informa de que el Bada, en la actualidad, tiene un número de socios que supera por poco los mil abonados. Por ello, plantea una hipotética solución -que no es la definitiva- a esta problemática: "A lo mejor restringiremos un poco la entrada de los socios de la base, entendiendo que son parte del club, y que cedan el sitio a los socios de pago. Eso es la idea que lanzo yo, pero es también lo que hicimos en esos dos partidos".

Además, Udina señala que hay una ley que obliga "a poner en venta como mínimo un 10% de las entradas", reduciendo todavía más la capacidad para los abonados.

Por parte del Peñas, no tienen este problema, al no alcanzar los 300 socios. El presidente de la entidad, Antonio Orús, dice que además se "habilitará un sistema de prereserva con los abonados para que, en el caso de que no quieran disponer de su asiento, pueda quedar libre para ponerlo a la venta a través de medios electrónicos".

"No ser 300 socios nos va a facilitar las cosas, porque como no llegamos a esa cifra podremos disponer de asientos para vender en taquilla u "online". Ahora esperamos a ver qué socios deciden renovar su carnet y, de esta forma, poder poner a la venta las entradas que puedan llegar a sobrar".

PROTOCOLO

El presidente del Peñas señala que "el Bada Huesca jugó un par de partidos en septiembre con 300 espectadores". Por ello, en ese momento se realizó "un protocolo de entradas y salidas, de dimensiones, que garantiza la salud y la seguridad de todos los espectadores". Sin embargo, lamenta que al Peñas "no le dio tiempo de implementarlo porque se decretó el confinamiento de Huesca seguidamente".

"Sería rescatar ese plan y ponerlo en práctica", explica Orús, desgranando el protocolo que se confeccionó en septiembre: "Se divide el Palacio en varios sectores, de manera que cada entrada nominativa está asignada a un sector y tiene una zona de acceso determinada. Dichos sectores estarán delimitados por barreras que impedirán a los aficionados de un sector pasar a otro".

El tema de la distancia de seguridad no es ningún impedimento, según Orús: "Hay que tener en cuenta que en el Palacio de los Deportes caben 5.000 espectadores. Por supuesto, 300 da de sobra para poder garantizar los 1,50 metros de distancia entre espectadores".

Etiquetas