Deportes

CICLISMO

Fernando Barceló, con doble "ración" en las carreteras francesas

El ciclista oscense del Cofidis disputa este sábado la Clásica del Ardèche y el domingo la del Drôme

Fernando Barcel corre en Francia
Fernando Barceló
S:E.

HUESCA.- Fernando Barceló, del Cofidis, afronta el segundo fin de semana de competición tras su puesta de largo de la temporada con el Tour de los Alpes Marítimos. La segunda cita del calendario lleva al ciclista oscense a las dos carreras de las Boucles Drôme-Ardèche.

“Las piernas no han sido buenas durante estos tres días, pero seguro que tiene recompensa en las próximas carreras”, señalaba Fernando Barceló al concluir el pasado domingo su participación en el Tour de los Alpes Marítimos del Var, si bien recordaba que llevaba mucho tiempo sin competir tras su retirada forzosa de la Vuelta a España y el paso por el “taller” para solucionar los problemas. Así que la respuesta la daba él mismo, “estoy realmente feliz y orgulloso de haber superado todos los problemas”.

Y de nuevo a tierras francesas como punto de destino. Recortar las etapas y endurecer los finales: la apuesta de los organizadores de las Boucles Drôme-Ardèche, obligados en parte por el covid-19, ha seducido a varios grandes nombres como Jakob Fuglsang y Thibaut Pinot, a los que se espera este fin de semana en las carreteras de los dos departamentos del este de Francia.

Hasta once equipos del World Tour estarán el sábado en la salida de la Clásica del Ardèche y el domingo en la Clásica del Drôme. El danés Jakob Fuglsang, un seguro de vida en las carreras de un día (cuenta en su palmarés con la Lieja-Bastoña-Lieja y el Giro de Lombardía), estará en la salida de ambas carreras. Y Thibaut Pinot, que volvió a competir recientemente en el Tour de los Alpes Marítimos y del Var, participará el domingo en la Clásica del Drôme.

Los vigentes campeones, Rémi Cavagna (Ardèche, Deceuninck-Quick Step) y Simon Clarke (Drôme, Team Qhubeka Assos), también cuentan con dorsal para intentar revalidar sus victorias, así como Guillaume Martin (Cofidis).

El final de la Clásica del Drôme es “completamente inédito”, con “cotas cortas y empinadas que se encadenan”. Después del muro de Allex, ya subido en otras ediciones, los ciclistas deberán escalar la cota de la Calandre (1,3 km al 6,5% con un pico del 10%), el muro de Eurre (700m al 9% y un pico de más del 20%) y un último rompepiernas, “menos significativo”, analizó Guillaume Delpech, presidente del comité de organización.

En Ardèche, de su lado, el recorrido será parecido al de los años anteriores.

En total, el pelotón recorrerá 171 kilómetros el sábado y 177 el domingo. Unas distancias reducidas “voluntariamente, en vista de la dificultad del recorrido”, aseguró Delpech, eventos que serán a puerta cerrada.

Etiquetas