Deportes

atletismo/ campeonato de europa

Peleteiro y Ureña ponen broche de plata a un gran torneo

Mechaal se sumó a la fiesta con un bronce y España acaba con 5 medallas

Ana Peleteiro se llevó una buena plata.
Ana Peleteiro se llevó una buena plata.
Efe

Ana Peleteiro y Jorge Ureña, campeones hace dos años de triple salto y heptatlón, pusieron broche de plata a una gran actuación española en los Europeos en pista cubierta de Torun, y Adel Mechaal se sumó a la fiesta con un bronce en 3.000 metros.

Las tres medallas de la jornada de clausura se sumaron al oro de Óscar Husillos en 400 y al bronce de Jesús Gómez en 1.500 para rematar una cosecha de 5 metales, uno menos que en Glasgow 2019, con un equipo renovado de 36 atletas que reflejaba una paridad completa: 18 mujeres y 18 hombres.

Peleteiro cedió su corona de triple, por un solo centímetro, a la portuguesa Patricia Mamona, nueva campeona con una marca de 14,53, récord portugués. Se va, no obstante, con la medalla de plata y el cuarto mejor salto de su vida.

La gallega igualó en su último salto el registro de la alemana Neele Eckhardt (14,52), pero se alzó con la medalla de plata gracias a su segundo mejor salto: 14,34 frente a los 14,18 de la germana.

Con el recuerdo de su victoria en Glasgow con un registro de 14,73 metros (récord de España), Peleteiro tardó en meterse en la pelea por las medallas, a diferencia de Mamona, que dominó desde su primer salto.

Campeona de Europa en 2016, la atleta lusa abrió con 14,35 y fue mejorando hasta los 14,53 de la tercera ronda -récord portugués-, mientras que Ana Peleteiro empezaba con 13,98 y dos nulos.

Un salto de 14,34, su mejor registro del año, puso a la española a un solo centímetro del tercer puesto, que ocupaba la bielorrusa Viyaleta Skvartysova.

Pero la española, en la más pura tradición de su entrenador, el multicampeón mundial cubano Iván Pedroso, aprovechó su último cartucho para ganar la medalla de plata e incluso dar un susto a la portuguesa.

Ureña se mantuvo en el podio del pentatlón por tercera edición consecutiva y sólo cedió ante el mejor del mundo, el francés Kevin Mayer, plusmarquista mundial de decatlón y europeo del heptatlón, que ganó la combinada con 6.392 puntos, frente a los 6.158 de Ureña y los 6.133 del polaco Pawel Wiesiolek.

Javier Ureña volvió a subir al podio en las pruebas combinadas. En la imagen, en la carrera de vallas.
Javier Ureña volvió a subir al podio en las pruebas combinadas. En la imagen, en la carrera de vallas.
Efe

Cuatro días después de cumplirse el segundo aniversario de su victoria en el Europeo en Glasgow con 6.218 puntos, Ureña, que también había ganado una plata en Belgrado 2017, logró su objetivo de mantenerse en el podio.

La final de 3.000 deparó un bronce a España. Dos días después de conseguir el título de 1.500, el noruego Jakob Ingebrigtsen, el mejor mediofondista europeo desde Fermín Cacho, remató un doblete sin precedentes en los Europeos bajo techo al ganar el 3.000 por delante del belga Kimeli y de Adel Mechaal.

La jornada de clausura presentó en sociedad a una figura en ciernes de los 60 m vallas, el pamplonés de 20 años Asier Martínez, que en su debut con la selección absoluta terminó cuarto, a sólo 4 centésimas de la medalla de bronce. El francés Wilhem Belocian se llevó el oro con 7.42.

España regresa de Torun décima en el medallero y con trece finalistas (dos menos que en Glasgow 2019): un oro, dos platas, dos bronces, cuatro cuartos puestos, un quinto, dos séptimos y un octavo.

Etiquetas