Deportes

DE CERCA

Carmen Pérez Ara: “Como en casa, en ningún sitio, así que orgullo altoaragonés”

“Me gustaría seguir compaginando estudios y curling, y competir en el mundial de 2022”

Carmen Pérez Ara
Carmen Pérez Ara
Miguel Ramón Henares

Se está ganando el sobrenombre de “La chica de bronce” tras esos dos terceros puestos seguidos en el Campeonato de España de Dobles Mixtos. ¿Puede acabar llegando el oro o la plata?

-Seguro que sí; con un trabajo duro y constante llegará, aunque he de decir que ese sobrenombre tampoco me disgusta.

Ha formado parte del equipo nacional juvenil y ha competido en dos mundiales. A medio plazo, ¿cuál sería su mayor ambición?

-Poder seguir compaginando estudios y deporte al nivel que lo hago, y poder competir en los próximos mundiales de 2022.

Tras competir con el Club Atlético Oroel, ¿qué le animó a cambiar el correr por lanzar piedras sobre hielo?

-El curling me brindaba experiencias, que a priori me gustaban, y el atletismo en ese momento no me las daba.

Ahora, que estudia Criminología, ¿se imaginaría abriendo una investigación en la pista de hielo jaquesa? ¿O los equipos de curling se llevan tan bien como parece y es impensable que la sangre llegue al hielo?

-(Risas) La verdad es que nunca me lo había planteado. Hay de todo, pero gracias al “espíritu del curling” nunca se llega a esos niveles de agresividad.

De 0 a 10, ¿cómo de gamberra era de pequeña? ¿Le tiró una piedra a alguien… como entrenamiento?

-Dicho por mis padres: “gamberra no mucho, pero contestona un rato”. (Risas).

¿Wasapear conecta o aísla?

-En mi caso, conecta.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

-El desorden.

Por el contrario, ¿qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

-Momentos de risas con mis amigos y amigas.

Dice Howard Gardner que no hay buen profesional que sea mala persona. ¿Conoce a alguno para contradecirle?

-Alguno hay sí (risas).

¿El negocio es la negación del ocio o piensa que se acabará divirtiendo en su trabajo?

-Si acabas trabajando de lo que realmente te gusta, creo que te diviertes en el trabajo.

Un año después de su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud, organizados en Lausana (Suiza), ¿qué recuerdos guarda de aquella experiencia?

-Recuerdos extraordinarios e imborrables que irán conmigo el resto de mi vida.

¿Alguna vez ha tenido sueños o pesadillas con algún partido disputado con la selección española o con el Club Hielo Jaca?

-Pesadillas con algún partido en concreto no, pero la noche anterior al partido soñar que llego tarde al mismo o que me olvido y dejo tirados a mis compañeros… Un montón de veces.

¿Qué le diría a quienes repiten eso de que el curling es como la petanca sobre hielo?

-Hay gente a la que le molesta la similitud que se hace. A mí personalmente no. Hay quienes también dicen que se parece al billar… Lo mejor es que bajen a probarlo y se den cuenta de lo que realmente es.

A palabras necias, ¿oídos sordos, la otra mejilla o mamporro dialéctico?

-Siempre oídos sordos.

¿A quién le haría sin dudar una reverencia?

-A mi abuelo Antonio y a algún medallista olímpico, como el patinador Javier Fernández.

En esto del deporte, al margen del curling, ¿practica o admira?

-Ambas.

¿Orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

-Creo que me adapto bastante bien y rápido a las diferentes culturas, pero como en casa en ningún sitio, así que orgullo altoaragonés.

Si los Reyes de Aragón levantaran la cabeza y vieran el panorama mundial, ¿retornarían a su reposo eterno a la velocidad del rayo?

-Tan rápido como llegaran, se irían, me parece a mí, pues creerían que habían aterrizado en otro planeta.

Etiquetas