Deportes

HOCKEY HIELO

CH Jaca: “La Copa es la recompensa al trabajo de estos últimos años”

El cuerpo técnico y la plantilla del CH Jaca otorgan un gran valor al título

Guillermo Betrán, tras recibir la Copa del Rey, se dirige hacia sus compañeros de equipo.
Guillermo Betrán, tras recibir la Copa del Rey, se dirige hacia sus compañeros de equipo.
Ricardo Grasa

Conforme pasan las horas, los componentes del Club Hielo Jaca comienzan a apreciar las connotaciones especiales que rodean la conquista de la 16ª Copa del Rey de su historia, que viene a refrendar el buen trabajo realizado con la cantera. Además, este trofeo quedará grabado en la mente de los aficionados por haberse producido con un gol de oro, en casa, pero sin público, en plena pandemia y coincidiendo con el nuevo confinamiento municipal.

Teniendo en cuenta estas peculiaridades, “ha sido una victoria muy emotiva y con un final de infarto”, según explica el técnico Diego Coscojuela, que este curso debutó como segundo del entrenador del equipo jaqués, Sergey Zemchenko. Para el exjugador, “esta Copa del Rey es la recompensa al trabajo de estos últimos tres años”.

Asimismo, recuerda que “se ha ganado sin la ayuda de ningún extranjero, lo que pone aún más en valor el trabajo de la cantera”, que personifican varios juveniles como Alejandro Vizcarra o Adrián Torralba, cuyos goles han tenido una notable importancia en la evolución tan positiva de una plantilla formada con jugadores de la casa, a excepción del meta Raúl Barbo, que se incorporó este curso y es natural de Boadilla (Madrid).

Precisamente, el meta fue el ‘MVP’ de la final de Copa ante el Barça, que “fue muy dura y muy física durante los 60 minutos y la prórroga”, jugándose casi 72 minutos en los que “los jugadores han sabido sufrir, luchar y aguantar hasta el final”, como apunta Diego Coscojuela, agregando que “la dinámica de esta temporada ha sido creciente hasta llegar a un nivel de juego muy bueno y gracias a los últimos partidos, los jugadores han cogido la confianza que necesitaban”.

Según el capitán, Guillermo Betrán, “la Copa estaba entre ceja y ceja, tras caer contra el Barça en las semifinales de la Liga”. “Creíamos que podíamos ganar y hemos tenido un buen fin de semana. En la semifinal con el Puigcerdà, hubo malos momentos, pero ganamos bien (3-7), y con el Barça sabíamos que iba a ser un partido muy duro, porque es el campeón de Liga y el equipo que en general ha sido el mejor esta temporada, por lo que estamos muy contentos”, declaró.

Con respecto a la decisiva prórroga, que concluyó con el 1-2 a favor de los jaqueses, el defensa señaló que “los dos equipos estuvimos muy conservadores”. “Preferimos no hacer fallos y cuando llegara la ocasión, aprovecharla. Afortunadamente, lo conseguimos nosotros. El gol de oro ha sido un momento de explosión y celebraremos lo que se pueda”, apuntó el jaqués, teniendo en cuenta el estado de alarma y el cierre del municipio.

Las celebraciones comenzaron en el mismo pabellón de hielo jaqués, donde los jugadores se abrazaron y se turnaron para hacerse las históricas fotos con la Copa. No faltó el himno del Primer Viernes de Mayo, el gran festejo local que sin pandemia habría tenido lugar esta semana y cuyo espíritu en cierta medida guio hacia el triunfo a los jugadores, entre los que hay algún escuadrista. 

Etiquetas