Deportes

ATLETISMO- COPA DE EUROPA DE MARCHA

Eva Rico: “De esta bofetada saldré más fuerte, seguro”

Tiene 17 años, cumple los 18 en junio y Chequia cierra el paso a los menores

Eva Rico, ayer, en Benicasim, donde está concentrada con el equipo nacional.
Eva Rico, este viernes, en Benicasim, donde está concentrada con el equipo nacional.
S.E.

La normativa covid que rige en la República Checa se ha llevado por delante el sueño de Eva Rico para estrenarse como internacional en la Copa de Europa de marcha que se celebra esta semana.

La atleta de Intec-Zoiti, que cumple los 18 años el próximo 18 de junio, no puede acudir a esta cita precisamente por ser menor de edad en el momento de la competición, que le pilla con 17 años, y el rigor de los checos ha privado a la selección de la mejor marchadora española Sub-20. No solo ella sino también la segunda del equipo, Lucía Redondo, por el mismo motivo.

“No me lo puedo creer”, se repetía Eva Rico cuando hace un par de semanas se lo comunicó su entrenador, Ángel Ruata, quien a su vez le transmitía la información de la Federación. “Ha sido un mazazo, Eva se desmoronó. Ser la mejor de España, y con diferencia, y no poder ir por la edad es algo que difícilmente se puede entender”, comenta el preparador.

“Me quedé a cuadros cuando me lo dijo Ángel. La mejor marca de todas, la líder del equipo, la cuarta del ranking europeo y con opciones reales de lograr una medalla individual y por equipos... y me quedo fuera por un mes”, explica con rabia.

La misma que aquella tarde del domingo 25 de abril, poco después de conocer la noticia, le hizo reaccionar y con lágrimas en los ojos cogió los auriculares, se calzó las zapatillas y el reloj e hizo un rodaje de diez kilómetros por la carretera de Tierz.

A pesar de no poder ir a la Copa de Europa, la Federación invitó a las dos marchadoras que se habían quedado fueran a la concentración preparatoria del torneo que se está celebrando en Benicasim. Allí Eva ha recibido el reconocimiento y el cariño de todos los integrantes del equipo nacional que van a ir a la República Checa, desde las primeras figuras absolutas hasta las Sub-20. “Me he sentido muy apoyada y alucinan de ver mi evolución entrenando en Huesca solo con Ángel cuando las demás de la selección están en centros de alto rendimiento”, señala.

Si por algo destaca Eva Rico es por su carácter combativo y su capacidad de superación. En febrero en Sevilla, tras una mala carrera, dijo que se levantaría. Vaya si lo hizo. Un mes después, en Murcia, pulverizó todos los registros y clavó un 48.26 que la convirtió en la mejor Sub-20 de España. Este viernes estaba con la misma idea. “De este golpe me repondré y saldré mejor y más fuerte. Lo he pasado fatal, el sentimiento es de impotencia porque no puedes hacer nada, pero no he caído en picado. Los errores y las adversidades las veo con claridad”, asevera con una madurez insultante para su edad casi de adolescente tras esta experiencia que define como “surrealista” pero con la convicción de que “en el futuro, a largo plazo, me reiré de todo esto que ha pasado”.

Eva Rico no solo lo lamenta por ella. “El palo es para mí porque me he preparado de locura, pero también para mi entrenador, Ángel, y para la selección, porque teníamos posibilidades de ganar la Copa de Europa por el bloque potente que formamos, era un equipo bestial”.

Y el caso es que no es la primer revés que sufre de estas características. El año pasado estaba clasificada para el Europeo de Rietti, que finalmente se suspendió por el covid. De nuevo aparece la cabeza alta y la mirada positiva de Eva. “Esto es como una montaña de emociones. Me pasó de juvenil con lo de Rietti y ahora con la República Checa. Estoy seguro de que no va a haber una tercera ocasión y de que algo bueno y grande me va a pasar”.

La marca que hizo en Murcia en marzo fue mínima para el Campeonato de Europa Sub-20 que se celebrará en Tallin el próximo mes de julio. Pero no ir a la Copa de Europa es un contratiempo porque Alicia Lumbreras, que hace tres años le doblaba y en la última carrera fue ampliamente superada por la oscense, va a encontrarse con una carrera muy rápida por el nivel de las atletas, ideal para hacer una gran marca. “Las que van tendrán una magnífica posibilidad por correr con las mejores de Europa, en cambio las que nos quedamos tendremos que pelear la plaza del Europeo en una prueba nacional, y es más difícil”.

También aparece en el horizonte la otra gran cita del año, el Mundial de Nairobi en agosto, donde hacer la marca no debe ser un obstáculo aunque sea más exigente.

Ángel Ruata vio las condiciones de Eva desde el primer momento “por su actitud, su carácter y lo luchadora que es”, y asegura que “poder entrenarla es un lujo para mí”. Es más, asegura que “Eva ha hecho en tres años lo que las demás de la selección han hecho en seis. De hecho, Alicia Lumbreras, que va ahora como número uno, parecía inalcanzable. Mi caballo de batalla es la técnica, más que el volumen, y Eva la asimila muy bien porque así es más eficiente en la forma de hacer la marcha”.

Está en contacto directo diario con la concentración de Benicasim, tanto con Eva como con el seleccionador. “Por los registros que me pasan he respirado hondo. Veo que se está sobreponiendo bien a este mazazo, que está haciendo los mejores entrenamientos y que Eva está allí. Ella misma ve que el trabajo que hemos hecho no se queda en tierra de nadie”.

El futuro de Eva Rico está todavía por decidir. Va a finalizar el Bachillerato Artístico (lo de artista le va como anillo al dedo porque en los viajes con la Zoiti es la gran animadora y la más marchosa en el autobús, además de que el canto y la danza forman parte también de su vida y quién sabe si de su futuro) y tiene ya garantizada beca por parte de la Federación Española (la única concedida a una marchadora este año) para ingresar en el centro de alto rendimiento de la Blume.

A Ángel Ruata le gustaría contar con ella un año más en Huesca, a donde viene expresamente dos o tres días por semana no solo por Eva sino también por un grupo de media docena de jóvenes marchadoras de las que destaca la gran proyección que tienen. “Estoy entusiasmado”, concluye.

Etiquetas