Deportes

MONTAÑISMO -  PICO A PICO

Original pico a pico de la Sierra de Guara al Pirineo

Recorrido por la cresta de los Pepes hasta San Úrbez y el Tozal de Guara

Desde la Cruz del Santo mirando a la cara norte de Guara.
Desde la Cruz del Santo mirando a la cara norte de Guara.
S.E.

La Pico a Pico ha comenzado la temporada con una actividad de dos jornadas, original y clásica a la vez, al ascender al Tozal de Guara, como suele ser en la apertura, con la finalidad que tiene el programa desde el inicio en Guara hasta el Pirineo, de ayudar a que los montañeros que se asocian al club de montaña tengan la oportunidad de ascender a las cumbres más altas por itinerarios novedosos o por los clásicos, encadenar recorridos en travesía o circulares, o subir a picos más alejados y menos conocidos.

El presidente del club que inició junto con otros socios el programa que cumplió la temporada pasada esas veinticinco ediciones tiene el mérito de seguir acompañando en su apertura en la Sierra de Guara, con algo tan reconfortante para los participantes, después de una larga jornada, con una cena montañera al estilo del mejor chef, constatando los asistentes la dedicación personal que supone desarrollar esta actividad como todas las que realiza el club. Y luego está el alojamiento, en un lugar como el monasterio de San Úrbez, con lo que nos sorprendió, ya que de paso cumplía con los requisitos de espacio y ventilación que se siguen requiriendo.

En la primera etapa, seguiríamos el camino de la ruta de los Carboneros desde Vadiello por el río Guatizalema hacia Nocito, al norte de la Sierra, llegando a San Úrbez al final por el camino que se ha señalizado. La originalidad de los que han pensado el itinerario de esta primera, Óscar, Marcos y Lorenzo, fue subir por la cresta de los Mallos de Aliana, más conocida como de los Pepes, para bajar por la zona de La Matosa al Guatizalema. Al salir del embalse de Vadiello, seguimos el camino del Borón por el estrechamiento de los Mallos de Ligüerri, paso rocoso, para llegar cerca del collado al inicio de la cresta de los Pepes que delimita y culmina los barrancos de la vertiente de San Chinés, con los mallos que se elevan al final de la cresta.

De lejos vemos el monasterio de San Úrbez. Parece un recorrido larguísimo. Sin embargo, el descenso hacia el Corral de la Matosa para bajar al Guatizalema se hace más corto de lo esperado. Buscamos el cruce del río Guatizalema, que hay que acertarlo, consultando el track de otros montañeros de Peña Guara que llevamos o el nuestro de hace unos años. Ya aparecen postes del camino de San Úrbez, que nos conducen hasta la población de Nocito, donde abrevamos un poco, antes de subir al monasterio en el que nos espera Manolo con todo lo necesario para terminar la jornada y pasar la noche.

Queda ascender por la senda en una media hora más de jornada para subir al monasterio, donde aun algunos, a sugerencia de Lorenzo, van a ver el paisaje. Al día siguiente, amanecemos con ganas de llegar a Guara antes de que el amanecer soleado del domingo dé paso a la borrasca tan anunciada. Por la senda de las Cañatas de Nocito enlazamos con las cañatas de Bentué para pasar por el refugio de Fenales.

El cielo se está poniendo grisáceo por completo, pero aún alcanzamos la cumbre del Tozal de Guara entre la fuerte ventisca procedente del sur. Nos cobijamos en la cara norte antes de iniciar el descenso por el camino de los Valles, el mejor trayecto para terminar la etapa con buen pie con la intensa tormenta que está cayendo. Nos vamos agrupando para continuar hacia la garganta del Calcón, llegamos a los huertos de Fabana y los llanos de la Carrasca para seguir la pista que nos dejó en Vadiello.

Etiquetas