Deportes

87 curso de montañismo

Caminando por las nubes

Del pico Petruso al Arco Natural de Piedrafita

Los peques, con el Arco de Piedrafita como fondo
Los peques, con el Arco de Piedrafita como fondo
Peña Guara

Después de una semana tranquila en cuanto a la meteorología contábamos con un domingo más bien benigno pero no, los últimos modelos fastidiaron nuestra expectativas. Al mal tiempo buena cara, y nos juntamos más de 50 montañeros esta vez en dos buses, protocolo covid y exigencias de la carretera, en dirección al Valle de Tena. Llegamos a la localidad de Aso de Sobremonte con un cielo encapotado y temperaturas más bien altas.

Comenzamos a caminar con un día nublado y amenazando con llover, tratando de completar un recorrido circular saliendo desde Aso de Sobremonte, coronando las cimas de Punta Balposata o Peña Petruso y Burrambalo. Para enlazar ambas cimas tendríamos que pasar también por las Peñas de Aso (2.112 m.) y Sarrataclau (2.059) disfrutando de las fabulosas vistas de la cara sur de todas las grandes cimas de la Sierra de la Partacua. Lo cual no fue posible en su totalidad. 

Apostamos por continuar con lo programado y comenzamos con la ascensión por una senda que sube directa hacia el Balposata, primer reto del día. Dicha senda se coge a mano derecha antes de llegar al cruce del barranco de Aso. A pesar de no ser una senda balizada está en excelente estado y se asciende con comodidad. Camino entre un bosque de pinos protegido de la fina lluvia que empieza a caer. Cuando el bosque termina se sale a una zona de pastos que, en fuerte pendiente, continuamos con nuestra ascensión siguiendo las marcas hasta alcanzar el collado de Estachoplano (1.753). En este punto, ya en campo abierto y sin la protección del bosque, la lluvia es más intensa, lo cual dificulta mucho la progresión, alzamos la vista y solo vemos nubes y más nubes y ninguna traza de escampar. Aun así estos chavales, que son unos jabatos, tienen más ganas de monte que para qué. Querían continuar. el terreno no lo permitía, asi que nos conformamos con llegar al Collado de Petruso. El descenso, con mucho cuidado por lo resbaladizo y embarrado del piso, a Aso. 

Aquí apenas llueve, así que decidimos acercarnos a la ermita de Santa Orosia de Betes. Senda que nos sorprendió a todos por su encanto y comodidad, apenas dos kilómetros para llegar a la ermita rodeada de una pradera equipada con mesas y bancos que nos vino de perillas para poder comer tranquilamente, no sin algún remojón. Sin lugar a dudas un lugar muy bonito y para nosotros desconocido.

Los Peques tuvieron más suerte y apenas les llovió, así pudieron disfrutar de esta ruta clásica y espectacular paisaje al Ibón de Piedrafita y al Arco Natural. El recorrido se puede realizar en los dos sentidos al ser circular. Está bien señalizada con señalización nueva de senderos turísticos de Aragón. Para realizarla el bus, después de dejar a los más mayores en Aso de Sobremonte, nos llevó a la localidad de Piedrafita de Jaca, principio de nuestra excursión. 

Aquí comienza una pista asfaltada que nos llevará al parque faunístico de Lacuniacha, una reserva de animales como el lobo, el lince, gamos...Hay dos parkings habilitados, el primero y más pequeño junto a una nave ganadera y otro junto a la puerta del parque faunístico. Comenzaremos la ruta andando por la pista que sube al espacio nórdico de la Partacua. Cogemos varios atajos señalizados para recortar la pista. Llegaremos a un cruce, lo cogeremos a la izquierda ascendiendo por el barranco del Boj y en unos 15 minutos estaremos en el Ibón de Piedrafita. Lo bordeamos por su derecha y en un pequeño collado más adelante empezamos a seguir las nuevas señalizaciones de Arco Natural. 

Pasamos por un pequeño refugio y encaramos la empinada y empedrada subida hasta el Arco Natural. Después de echar unas fotos y disfrutar de este espectacular paisaje regresamos por la misma cuesta empinada y empedrada hasta el cruce de Arco Natural y Piedrafita de Jaca. Aquí seguiremos a nuestra derecha pasando por Plana Terrosa y estando atentos al siguiente punto marcado como puerta de alambre para poder pasar sin saltar la valla de ganado. Aquí comienza un descenso por un bonito pinar y hayedo hasta Campo Tiburcio. Aquí enlazaremos con la pista que nos llevará hasta el parking.

Etiquetas