Deportes

CICLISMO - BTT

Jorge y Pablo Bajá, sin bicis para competir por culpa de los ‘cacos’

Este domingo les quitaron sus monturas y lo han denunciado

Jorge Bajá, con la bicicleta que le fue sustraída el pasado fin de semana.
Jorge Bajá, con la bicicleta que le fue sustraída el pasado fin de semana.
S.E.

Una faena, y de las gordas, la que les hicieron este fin de semana a Jorge Bajá y su hijo Pablo, miembros del club Huesca Bike, tras competir en una prueba del Open de Aragón de XCM.

Como explicaba el propio Jorge, al terminar la prueba de este domingo, celebrada en la localidad zaragozana de Vera del Moncayo, él junto a sus dos hijos, pararon en Torres de Berrellén, donde vive otra ciclista del equipo. Al final se quedaron a comer, y mientras, los amigos de lo ajeno se llevaron las dos bicicletas, que estaban en el portabicicletas bien atadas.

“Las niñas iban entrando y saliendo de casa, y en una de las salidas, en apenas quince minutos, habían desaparecido las bicis. Estaban bien sujetas con una abrazadera de metal, pero utilizaron una cizalla de grandes dimensiones”.

Inmediatamente dieron parte a la Guardia Civil, y Bajá destacaba el apoyo por parte de todo el pueblo. “Se volcaron con nosotros. En seguida con motos y coches fueron a dar una batida por los alrededores, y la verdad es que estamos muy agradecidos. Se fue corriendo la voz, y al final tenemos tres testigos”.

El lugar donde estaba el coche, junto a la plaza del pueblo, es un lugar de mucho tránsito, y tres personas vieron lo que ocurrió. Un agricultor que pasaba con el tractor y dos ciclistas de un pueblo vecino que en ese momento pasaron por allí. “Todos coincidían en que eran dos chicos jóvenes y que cargaron las bicis en un todoterreno y se marcharon. El vehículo era un Suzuki Santana negro matrícula de Barcelona y terminado en las letras TW o WT.

Tenemos la descripción de los testigos del coche, y todo está en manos de la Guardia Civil. Ahora hay que esperar, con esa incertidumbre de si las podrán recuperar. Por desgracia estas situaciones han sucedido muchas veces y unas se resuelven y otras no.

Las dos bicicletas, tipo BTT, son con las que compiten habitualmente, y por tanto son caras, alrededor de 12.000 euros entre las dos, de las marcas Specialized y Giant.

Y lo peor, que ahora no podrán seguir compitiendo. “Son bicis caras, y ahora sin ellas nos quedamos en fuera de juego. No tenemos más bicis para competir. Antes de la pandemia venía de ganar en mi categoría varios Campeonatos y Open de Aragón y estaba muy motivado esta temporada, igual que mi hijo, que es cadete. Ahora no podemos competir y al menos tenemos la esperanza de que la investigación vaya bien”. 

Etiquetas