Deportes

MONTAÑA

Punto y final en torno al Balneario de Panticosa

La edición de primavera se cerró con un intenso fin de semana

El numeroso grupo, junto al refugio Casa de Piedra.
El numeroso grupo, junto al refugio Casa de Piedra.
S.E.

Una vez más las condiciones meteorológicas y las condiciones de la montaña consiguieron que tuviéramos que replantear todas las actividades previstas para el fin de semana en el Balneario de Panticosa, refugio Casa de Piedra, y refugio de Bachimaña, campamentos base de los integrantes del 87 curso de montañismo de Peña Guara.

Este sábado partíamos todos los grupos desde la Casa de Piedra con diferentes excursiones. Los más peques emprendían la marcha a los ibones de de Arnales. Los Ibones de Arnales se encuentran en un bonito circo que forman los picos de Pondiellos, Arnales y Bachimaña. Es un lugar que a pesar de estar junto a la frecuentada ruta normal de algunos de los “tresmiles” de la vertiente oeste del balneario, no reciben tantas visitas.

También los adultos tomamos el mismo camino, con el fin de acometer el Garmo Negro. El sendero sube en zig-zags sin descanso ganando altura con rapidez Al llegar a la Mallata baja hacemos una primera parada donde aprovechamos para dar buena cuenta del bocata y ponernos el protector solar. Seguimos hacia el fondo del circo, prácticamente todo nevado, con la vista sobre el pico Argualas. Cuando llegamos al fondo del circo un barranco va girando a nuestra izquierda. Seguimos subiendo fuertes pendientes. Fin de ascenso para los peques y rectificación para los adultos. La tormenta truncó su actividad prevista. Cargados con toda la intendencia tomaron la senda que conecta con la cuesta del Fraile y llegar al refugio de Bachimaña, a la tarde todavía dio tiempo de acercarnos a los ibones azules.

Otro de los grupos pretendía conquistar la cima de Marcadau. Partiendo del balneario, se llega al refugio de Bachimaña caminando en 1 h.45. Son 575 m. de desnivel de subida hasta llegar junto a la pequeña presa del ibón inferior de Bachimaña, que cruzaremos. Un vez allí, tras recopilar información, además de la amenaza constante de tormenta, añadimos que la senda la cruzan varios neveros lo cual nos deja sin opciones al pico. Decidimos acometer algo más fácil y cercano, subiendo y dando un rodeo al ibón de Coanga.

Este domingo más de lo mismo, la mañana amenazante en cuanto a tormentas y el destino bien diferente. Los grupos del refugio de Bachimaña nos juntamos con los grupos de la Casa de Piedra en O Bozuelo, un prado bonito donde los haya, para celebrar los segundos juegos montañeros, no sin antes disfrutar del ya clásico almuerzo de fuet y queso que organiza el bueno de Isidro.

Después de disfrutar de esta mini olimpiada montañera, todos juntos emprendimos el camino de regreso a la Casa de Piedra donde nos espera ese enorme equipo de profesionales que tan bien nos trata. Nos juntamos en la Casa de Piedra a comer más de 70 montañeros. Para dar por finalizado este atareado y complicado 87 curso nos acompañó nuestro presidente Manolo Bara. 

Etiquetas