Deportes

JUDO - AUTONÓMICO INFANTIL Y CADETE

Regreso al tatami con ganas y lluvia de metales

Los clubes altoaragoneses, destacados en la primera competición regional

Judocas cadete del Club Ibón de Huesca.
Judocas cadete del Club Ibón de Huesca
S.E.

Durante el fin de semana se disputó en la localidad zaragozana de Monzalbarba el Campeonato de Aragón Escolar Infantil y Cadete, primera competición autonómica pospandemia en un deporte especialmente afectado por las restricciones sanitarias. De hecho, en categoría infantil compitieron menos de la mitad de judokas que el año pasado. Los clubes altoaragoneses tuvieron unas magníficos resultados. El sábado compitieron los infantiles y el domingo, los cadetes.

El Club Ibón de Huesca sumó 18 medallas, de las que nueve fueron de oro, una plata y ocho bronces. Los equipos dirigidos por Raúl Poblador como entrenador y el apoyo de un gran equipo compuesto por Esther Fuentes, Elena Catalán, Isaac Flores, Carmen Gallán y María Poblador acompañaron a los jóvenes judocas.

Judocas de categoría infantil del Club Ibón.
Judocas de categoría infantil del Club Ibón
S.E.

El sábado comenzó con el oro de Angi Guerrero y el bronce de Irene Miranda, que debutaba en la categoría, en -44 kilos. Entre los chicos, oros de Andrés Otero en -42 y Jon García en -55 y buena actuación de Jeremy Jordan, aunque no pudo subir al podio. David Mari (-60) y Javier Benedi (-66) resolvían sus combates de madera vertiginosa siendo los dos oro. Los más ligeros del club Mario Jubero y Jaime Mur en (-38 kg) quedaban en tercera posición al igual que su compañero Rodrigo Andrés Grueso. En total, 5 oros y 4 bronces para los 10 representantes infantiles.

El domingo fue el turno para los cadetes, con once representantes de los que nueve subieron al podio con cuatro oros, una plata y cuatro bronces.

Miruna Raduleanu (-48 kg) consiguió la medalla de plata. A continuación en -52 Alba Ramírez volvió a alcanzar la medalla de oro, igual que recientemente en categoría Junior. En el mismo peso, Nerea Jubero realizaba una gran competición, pero terminaba su liguilla con un triple empate que obligaba a repetir combates, en los que se quedó sin opción de medalla. En categoría -57 kg Verónica Blanco era oro y Martina Vives, bronce. La competición femenina la cerraba Inés Castillo, que en una liga muy reñida se traía un bronce.

Y entre los chicos, en categoría -50 kg, Alex Scolfield se subía a lo más alto del podium. En -66 Lorien Jiménez ganaba todos sus combates por ippon incluido a su compañero Alberto Roig en semifinales, por lo que eran oro y b ronce. En menos de 73 kilos Javier García fue bronce y Lorien Mur no superó la liguilla.

El Club Judo Binéfar por su parte cosechó 14 medallas, de las que seis fueron de oro, otras tantas de plata y dos bronces. Entre los infantiles los cuatro representantes literanos subieron al podio. Yesenia Padilla fue oro en -63, Sandra Naval y Sara Rico se colgaron la plata respectivamente en -57 y -70 y Sandro Pla fue bronce en -55.

Representación cadete del Club Judo Binéfar.
Representación cadete del Club Judo Binéfar
S.E.

El domingo fue el turno de los cadetes. En esta ocasión el CJB contó con una representación más amplia, como la que viene siendo habitual, y obtuvo esos grandes resultados a los que nos tienen acostumbrados. Los cinco oros fueron obra de Román Vicente en -73, Din Mack en -81 Alejandro Murillo en +90, Alba Sánchez en -63 y Mama Coulibaly +70. Las cuatro platas se las colgaron Óscar Ortega en -55, Miguel Ferrer en -60, Raúl Arilla en -81 y Alejandra Pérez en -52. Miquel Higueras fue bronce en -66 y Hugo Terés en -66 e Inés Palacín en -57 fueron quintos.

Por parte de la Escuela de Judo Samurai de Huesca participaron los infantiles Elías Garzo (-46 Kg), Luis Banzo (-55) y Joaquín Aníes (-60) y los cadetes Jorge Laguarta (-60) y Nicolás Fabra (-73). Para Garzo y Aníes aunque no llegaron al podio, el torneo supuso un buen aprendizaje, y en el caso de Luis Banzo ganó todos sus combates salvo la final, por lo que fue plata.

En categoría cadete Jorge Laguarta ganaba todos sus enfrentamientos y se alzaba con el primer puesto y el título autonómico. Más tarde era el turno de Nicolás Fabra, que ganaba sus tres combates de manera satisfactoria y llegaba a la final en la que no pudo contra el judoca de Binéfar. Los cinco judocas estuvieron acompañados en Monzalbarba por sus entrenadores Sara Lalaguna e Iván Pardo.

Yel Club Judo Huesca también tuvo un papel destacado con nueve medallas. En categoría infantil Carlos Martín se colgó el bronce, y en cadete, oro de Eduardo Miranda, platas de Candela Pérez, Carlota Tolosana, Laura González, Guillermo García y Ana Casas y bronces de Julia Piazuelo y Julia Perbech.

Etiquetas