Deportes

EUROCOPA

España golea a Eslovaquia y se medirá a Croacia en octavos

Luis Enrique metió cambios para esta 'final', pero no tantos como se podían esperar, aunque la mejor noticia fue la vuelta de Busquets

Los jugadores españoles celebran la victoria.
Los jugadores españoles celebran la victoria.
Agencia EFE

Eslovaquia

España 5 (0-2, al descanso).

Eslovaquia: Dúbravka; Pekarík, Satka, Skriniar, Hubocan; Kucka, Hromada (Lobotka, min.46); Haraslín (Suslov, min.69), Hamsík (Benes, min.90), Mak (Weiss, min.69); y Duda (Duris, min.46).

España: Unai Simón; Azpilicueta (Adama Traoré, min.76), Eric García (Pau Torres, min.71), Laporte, Jordi Alba; Koke, Busquets (Thiago, min.71), Pedri; Gerard Moreno (Oyarzabal, min.76), Morata (Ferran Torres, min.66) y Sarabia.

Goles: 0-1 Minuto 30: Dúbravka en propia puerta, 0-2 Minuto 45+3: Laporte, 0-3 Minuto 56: Sarabia, 0-4 Minuto 67: Ferran Torres, 0-5 Minuto 71: Kucka en propia puerta.

Árbitro: Bjorn Kuipers (HOL). Amonestó a Duda (min.12) y Skriniar (min.94), por Eslovaquia, y a Busquets (min.40) y Jordi Alba (min.60), por España.

Incidencias: Partido jugado en Cartuja de Sevilla ante 12.580 espectadores.

La selección española cumplió y se clasificó para los octavos de final de la Eurocopa 2020 después de golear contundentemente por 0-5 en La Cartuja a Eslovaquia, pero no evitó acabar segunda del Grupo E, por lo que se medirá a Croacia en el Parken Stadion de Copenhague el próximo lunes.

El combinado nacional se quitó un peso de encima. Necesitaba ganar y lo hizo. Y además con los ansiados goles, pese a volver a desperdiciar un penalti. Todo un refuerzo anímico de cara a la hora de la verdad, aunque en el reloj de la tricampeona de Europa se había adelantado a esta calurosa tarde. Sin embargo, no hubo suspense ni agonía, y la 'Roja' firmó un notable partido para certificar el primer objetivo en su despedida de Sevilla.

Luis Enrique metió cambios para esta 'final', pero no tantos como se podían esperar, aunque la mejor noticia fue la vuelta de Busquets. El capitán ejerció como tal y fue el faro del equipo, bien acompañado por los que parecen un Pedri más afilado en su fútbol y por Koke. Además, el asturiano escoró a la izquierda a Gerard Moreno y puso en la derecha a Sarabia, que junto a Azpilicueta y Eric García completó las novedades.

Y como era de esperar, España arrinconó pronto a una Eslovaquia que, tras un amago de salir a presionar, volvió rápidamente a lo esperado. Se refugió alrededor de Dúbravka y apenas pasó en los primeros 45 minutos del mediocampo porque la presión española, pese a la treintena de grados que asolaban Sevilla, no le dejó respirar.

Con el dominio absoluto, la 'Roja' encontró pronto las oportunidades para abrir el marcador y quitarse la ansiedad. Morata y Sarabia tuvieron las dos primeras, preludio de la mejor, el inocente penalti de Hromada a Koke. Morata asumió esta vez la responsabilidad, pero Dubravka adivinó su lanzamiento y evitó el 0-1. El portero del Newcastle se disfrazaba de héroe entonces para los suyos, aunque acabaría como 'villano'.

El error no atenazó a los de Luis Enrique que continuaron asediando el área rival, con buenas opciones prácticamente seguidas tanto para Sarabia como para Pedri, a los que les faltó más 'instinto asesino', y un disparo desde fuera del área de Morata que repelió el guardameta eslovaco.

La pausa para hidratarse frenó entonces al combinado nacional, que tras ese 'descanso' no consiguió crear tantas ocasiones. El partido se empezaba a espesar cuando Sarabia lanzó un potente disparo al larguero. Dúbravka intentó enviar el balón a saque de esquina, pero erró fatalmente y lo metió en su propia portería.

El gol tranquilizó a una España que había perdido su mordiente ofensivo. Eslovaquia, incapaz de conectar pases seguidos y ahogada en la presión que lideraba 'Busi', no pudo reaccionar y cuando buscaba el descanso se topó con el 0-2. Tras un córner, Gerard peleó un balón que se iba por línea de fondo, perseguido por Dúbravka que, descolocado, intentó recular cuando el catalán envió el balón bombeado donde estaba Laporte, que cabeceó con precisión a la red y estrenarse como internacional.

Tras el descanso, la triple campeona de Europa no pudo mantener el ritmo, pero no importó demasiado porque siempre tuvo el control del choque. Y antes de que pudiese despertar el equipo eslovaco, al que el resultado no le valía para ser uno de los terceros, sentenció el partido. Una buena combinación terminó con la internada de Jordi Alba y un buen pase a Sarabia que esta vez no perdonó para poner el 0-3 y empezar a mirar de reojo a San Petersburgo.

El partido ya iba cuesta abajo para la 'Roja', que veía como todo lo que pasaba por el área esta vez sí iba para dentro. Ferran Torres, recién entrado por un trabajador Morata, hacía de tacón el 0-4 tras una buena combinación entre Pedri y Sarabia a la salida de un saque de esquina. Y si no acertaba un jugador español, un rebote ayudaba como en el 0-5, también en propia puerta de Kucka.

Luis Enrique continuó con el reparto de minutos, con Adama Traoré de lateral por los problemas físicos de Azpilicueta, y el marcador no se movió más. Sí lo hizo el del Krestovski, con un gol sueco en el último suspiro, por momentos los españoles primeros, que dejó a España segunda para citarse con la competitiva subcampeona del mundo. 

Etiquetas