Deportes

jacetania

La Jaca-Manresa gana adeptos en plena pandemia

Un grupo de 23 cicloturistas partió de la capital jaquesa, triplicando la inscripción del 2019

Entrega del maillot conmemorativo al Ayuntamiento de Jaca. R.G.
Entrega del maillot conmemorativo al Ayuntamiento de Jaca. R.G.
R.G.

El Club Ciclista Oscense comenzó este sábado la ruta cicloturista Jaca-Manresa, que se organiza desde hace más de una década en recuerdo de la clásica republicana Jaca-Barcelona, que se celebró entre los años 1934 y 1936.

Los participantes reunidos en la capital jaquesa tenían previsto realizar un recorrido de 300 kilómetros, estando fijada su llegada a la localidad catalana este domingo sobre las nueve de la mañana.

La prueba cicloturista contó con 24 inscritos, aunque uno de los aficionados no pudo tomar parte por enfermedad, con lo que al final en la salida hubo 23 deportistas naturales de Toledo, Vitoria, Pamplona, Barcelona, Tarragona, Huesca y Jaca, incluidos un grupo de militares jaqueses. Algunos llegaron a Jaca en bicicleta desde sus lugares de origen.

Según Miguel Ramón Cored, promotor de esta prueba y participante, “es una buena inscripción para lo que venía siendo habitual”, ya que en su anterior edición, celebrada en 2019, “solo hubo 7 cicloturistas, siendo la inscripción más pequeña”. Hay que tener en cuenta que “es una ruta lineal, no circular”, por lo que “el llegar a Jaca y los viajes de regreso no facilita una inscripción más alta”, de modo que los organizadores se muestran “satisfechos”.

Con respecto al recorrido de la prueba Jaca-Manresa, manifestó que “siempre es igual” y agregó que “viene a recordar la antigua carrera de profesionales” que hubo a mediados de los años 30, en el marco de la Segunda República. 

Uno de los factores claves para la recuperación de esta cita es que “hay una buena relación con la Peña Ciclista Bonavista, de Manresa, que echa una mano importante en la organización”, coincidiendo con una edición especialmente compleja, a causa de las limitaciones que asume la hostelería en el marco de la pandemia.

Antes de la salida, Miguel Ramón Cored realizó la entrega de un maillot conmemorativo al Ayuntamiento de Jaca, representado por el concejal de Deportes, Domingo Poveda, en presencia del presidente de la Peña Ciclista Bonavista, Miquel Closa, y de los representantes de los círculos republicanos de Huesca y Jaca, Carlos Escartín y José María Pérez, que también es presidente del Club Ciclista Mayencos de Jaca.

La cita partió de la calle Mayor de Jaca, a la altura del Ayuntamiento, continuando por el puerto de Oroel y llegando al pantano de La Peña, donde hubo un reagrupamiento previo al paso por Ayerbe, que acogió una parada técnica. 

Seguidamente, el pelotón pasó por Huesca, en dirección a Sariñena, Pertusa y Selgua, en el kilómetro 144, donde se fijó la cena de convivencia. Pasada la medianoche, los ciclistas se iban a encaminar hacia Monzón, Binéfar y Tamarite, pasando a adentrarse en territorio catalán. A su llegada a Manresa, está prevista una entrega de recuerdos.

Etiquetas