Deportes

CICLISMO

Arcas: “Es una sensación única entrar en París con los mejores”

El serrablés de Movistar, “muy contento” con su actuación, espera que este haya sido “el primero de muchos Tours” 

Arcas, en la etapa de Tgnes, una de las que más satisfacciones le produjo.
Arcas, en la etapa de Tgnes, una de las que más satisfacciones le produjo.
MOVISTAR

El serrablés Jorge Arcas regresaba este lunes a casa desde París, primero por vía aérea hasta Barcelona y después en coche hasta casa. Lo hacía tras concluir el domingo su primer Tour y hacerlo con una destacada actuación en su papel de apoyo a los líderes del Movistar. Su puesto final en la general fue el nonagésimo, aunque es algo que queda en segundo plano para él, siempre centrado en el aspecto colectivo.

Regresa “cansado, pero contento” y destaca que ha acabado “bien de energías y fuerza”, a lo que le da mucha importancia. De hecho, señala que “el cansancio es sobre todo psicológico por la tensión de los veintiún días de competición”.

Arcas comenta que “es una sensación única entrar en París con los mejores ciclistas y llegar a los Campos Eliseos”, hacer realidad “lo que siempre sueñas”.

Y desea que este haya sido “el primero de muchos Tours de Francia”, algo para lo que va a seguir trabajando como siempre, tratando de mejorar y de ayudar a los líderes del equipo. Y es que esta primera participación ha supuesto un paso más en un “trabajo en la sombra” y en un “deporte muy duro y en el que hace una labor que a veces “no se ve” y que exige entrenamiento muy duro durante casi todo el año, exceptuando unas pocas semanas.

“Llegar a los Campos Eliseos es hacer realidad lo que siempre sueñas”

En el Tour Arcas se ha sentido más reconocido por la propia repercusión y difusión de la carrera. “He hecho la labor que me han puesto, pero en un Tour la gente ve lo que habitualmente no se ve en el trabajo para los líderes”. Y agradece que se “vea mi trabajo”, algo que le anima y le motiva a seguir con más fuerza.

Se define como “muy contento por acabar” y por la labor realizada en estas tres semanas de carrera.

Cree que ha sido un Tour “duro” para el Movistar por las caídas que sufrieron sus corredores en las primeras jornadas, pero admite que es algo que forma parte de este deporte. “Se intenta todos los años”, comenta y pone en valor el sexto puesto de Mas. “Ser sexto se dice rápido, pero es de valorar” y también le da importancia a los segundos puestos en etapas de Valverde y Erviti.

Cree en definitiva que “para las circunstancias que se han dado, hay que estar contentos”, aunque el equipo podía haber conseguido más.

Pero ya en la primera semana con la caída de Soler hubo que “volver a fijar objetivos” y los corredores tuvieron que “multiplicarse”.

Arcas señala que lo que diferencia el Tour de otras pruebas es la “tensión” que se siente en carrera. “Todos tienen objetivos cada día y todos quieren estar delante”, resume.

Arcas recuerda que “el Tour es el Tour” y todos los participantes tienen “objetivos individuales” y, además, todos quieren “estar delante” en busca de una visibilidad que también resulta importante.

Primeros días duros

Los primeros días fueron especialmente duros para él por esa tensión en carrera que hace que “el cuerpo esté más fatigado hasta que coges la rutina” y que es algo que reconoce que “no había vivido”. También se le hizo muy dura la jornada del Mont Ventoux porque notó el cambio de días de frío a un intenso calor.

Y en cambio ha disfrutado especialmente en Los Alpes y, sobre todo “en la etapa que llegaba a Tignes, que estuvo delante y llegó al último puerto con los mejores”. Fue un motivo de orgullo y alegría verse “delante con esa gente”.

Y también disfrutó de las jornadas de montaña en los Pirineos. Tenía mucha ilusión de poder llegar allí y, además, recibió mucho apoyo de altoaragoneses. “Que te vengan a animar es lo más bonito”, reconoce.

El serrablés señala que el Tour tiene una dimensión especial y que se nota también en el público que congrega prácticamente durante todo el recorrido y cree que la Vuelta es algo parecido, pero a menor nivel.

Una semana de descanso y a aprovechar el momento

Ahora le toca un descanso bien ganado y señala que tendrá “una semana de tranquilidad”. Está deseando reencontrarse con la familia y los amigos después de muchos días fuera entre competición y concentraciones.

Después, señala que tocará volver a entrenar y tratar de aprovechar el ritmo que da el Tour en alguna carrera en el mes de agosto y septiembre. Y después de correr el Tour no cree que esté en la Vuelta a España.

En Sabiñánigo espera un “recibimiento bonito” porque ha sentido el orgullo de toda la gente cercana por la actuación que estaba teniendo en Francia y notado el cariño.

Etiquetas