Deportes

PATINAJE

Canfranc ya piensa en su próxima Copa Nacional

Se celebró la primera competición de carácter internacional de freestyle que tiene lugar en España en los dos últimos años

Los competidores de la disciplina Classic, en el cierre de la Copa Nacional de Freestyle de Canfranc
Los competidores de la disciplina Classic, en el cierre de la Copa Nacional de Freestyle de Canfranc
S.E.

 “Hemos sentado las bases para repetir de nuevo el año que viene”. Así de seguro se mostró David Peñaranda, el organizador de la I Copa Nacional de Freestyle de Canfranc que ya piensa en la próxima edición.

El municipio de la comarca de la Jacetania acogió el pasado fin de semana, por primera vez, esta competición de patinaje freestyle internacional en la que participaron más de 70 patinadores procedentes de seis países: Argentina, Chile, España, Francia, Hungría e Italia.

“Es la primera competición internacional que se celebra en España en los últimos dos años, porque con la pandemia no se pudo hacer ninguna”, destacó David Peñaranda.

El organizador de la Copa Nacional de Freestyle de Canfranc recalcó la importancia que supone celebrar un torneo de estas características. “En 2021, hemos sido los únicos que nos hemos atrevido a hacer una competición internacional en toda Europa, junto con otro torneo que hay en Italia, pero esta última no era puntuable”.

En total, hubo más de 30 podios como resultado de las cinco categorías que comprenden las cuatro modalidades de patinaje freestyle (Speed Slalom, Slides, Battle Slalom y Classic).

Entre los participantes, se encontraban deportistas de talla mundial como el valenciano Pau Bosch, tercero del mundo en la modalidad de Battle, y el albaceteño Enrique Rubio, campeón mundial en Slides.

La competición se organizó como cierre al Campus de Tecnificación de Freestyle de Canfranc, en el que desde hace cinco años participan patinadores de toda España. Entre ellos, un altoaragonés: el canfranero de 9 años Álvaro Gimeno. “Este verano, en vez de terminar con una exhibición como lo hacíamos otros años, decidimos traer esta copa nacional para disfrutar del mejor patinaje freestyle internacional”, explicó Peñaranda.

Rubio y Gimeno
Rubio y Gimeno
S.E.

Sin embargo, el promotor tiene claro que el torneo ha venido para quedarse. “Visto lo que hemos sacado con tan poco tiempo, en una situación de pandemia y con la base de un campus, el año que viene solo puede ser un éxito enorme internacional, de ahí ya no nos bajamos”.

“Hemos sentado las bases para que el año que viene puedan venir competidores de más de diez países como mínimo y organizar una competición de primer rango internacional”, añadió el entrenador superior de patinaje.

Según Peñaranda, la Copa Nacional de Freestyle de Canfranc celebrará su segunda edición el año que viene “con certeza”. El madrileño aseguró que tanto el alcalde de la localidad jacetana, Fernando Sánchez, como la Concejala de Deportes, Inés Veintemilla, se mostraron predispuestos a reeditar este campeonato.

Un torneo que, además, también ha estimulado la economía de esta zona. “La copa ha proporcionado a la población de Canfranc y otras pedanías cercanas como Villanúa, Castiello e incluso Candanchú un incremento del gasto en hostelería y restauración muy importante durante el fin de semana”. 

Etiquetas