Deportes

MONTAÑISMO

Completa excursión circular desde Laspaúles

El grupo grausino Tardes al Sol realizó una marcha de 13,5 kilómetros

El grupo, en una parada en Casa Rins, con el propietario de la misma
El grupo, en una parada en Casa Rins, con el propietario de la misma
CER

El pasado lunes, el grupo grausino de amigos excursionistas llamado Tardes al Sol que, normalmente y como su nombre indica, programa excursiones por las tardes, organizó una excursión matinal con inicio y fin en la localidad ribagorzana de Laspaúles en la que participamos 25 personas.

Los caminantes salimos de Graus en nuestros vehículos a las 7.30 horas y nos dirigimos por carretera hasta Laspaúles desde donde, a las 8.45 horas, iniciamos nuestra excursión a pie. Desde el centro del pueblo, subimos hacia el Rodero de San Roc, donde hay ahora una pequeña ermita dedicada a este santo y un barrio residencial. Aquí, según parece, fueron ejecutadas en 1593 las 22 mujeres de la zona acusadas de brujería por el Consell de Laspauls, constituido por gentes del lugar.

Desde este punto, ascendimos por una estrecha carretera local hasta la pequeña y próxima localidad de Villarrué que, según las últimas mediciones oficiales, es, con sus 1534 m. de altitud, el pueblo más alto del Pirineo aragonés. En Villarrué, paramos un momento para contemplar su preciosa iglesia de San Esteban, de estilo románico lombardo. Continuamos por una pista que gira hacia el oeste y, en poco rato de subida, nos lleva a Casa Arcas, restaurada vivienda habitada que tiene una pequeña capilla dedicada a Santa Ana.

A la salida de la casa, encontramos dos pistas. Tomamos la de la izquierda y buscamos un sendero bastante desdibujado que desemboca en un camino más ancho que nos condujo a la impresionante Casa Rins. Se trata de un restaurado caserón con orígenes medievales, que integra una capilla dedicada a San Andrés y un esbelto torreón cilíndrico en uno de sus extremos. Gracias a la amabilidad de sus propietarios, pudimos visitar su interior y disfrutar de una larga y provechosa parada.

Desde Casa Rins, subimos por una pista en dirección al oeste y, en un collado, giramos hacia la izquierda para descender por un sendero muy limpio hasta San Valero, o Sant Valeri, una aldea deshabitada perteneciente al municipio de Bisaurri.

Entre su arruinada iglesia y el caserío de la aldea, tomamos un camino a la izquierda que parece terminar en una perrera. Allí hay que coger un sendero poco evidente que, por una ladera, desciende hasta un barranco. No hay señales y es fácil equivocarse al atravesarlo.

En cualquier caso, es preciso buscar hacia la derecha una trocha que serpentea por una ladera de tierra rojiza y desemboca en un camino más ancho y ascendente, hasta llegar a un cartel indicador que nos dirige hacía la ermita de Santa Paula de Turbiné.

Siguiendo una pista a la derecha, llegamos en pocos minutos hasta esta preciosa y solitaria ermita de estilo románico lombardo cuyo interior puede visitarse. A pocos metros, y en lo alto del cerro, hay un bonito mirador donde el club excursionista de Laspaúles instaló hace unos años un moderno belén navideño.

Tras una parada para disfrutar a gusto de tan agradable lugar, volvimos por la misma pista de tierra hasta el cruce y nos dirigimos hacia el este para llegar a la ermita de San Roque, o San Roc, y al pueblo de Laspaúles y cerrar el círculo y terminar nuestro itinerario. Habían sido 13,5 km de distancia y 428 m. de desnivel acumulado. Que recorrimos en unas cinco horas, incluyendo las largas paradas realizadas para ver los diversos e interesantes lugares que incluía el recorrido.

Etiquetas