Deportes

JUEGOS PARALÍMPICOS / TOKIO 2020

Tokio cierra los Juegos con un mensaje emotivo de inclusión

España finaliza 15ª en el medallero con 36 metales, cinco más que en Río

Un momento de la ceremonia de clausura, con los atletas en el centro del estadio
Un momento de la ceremonia de clausura, con los atletas en el centro del estadio
Joe Toht/Efe

España concluyó los Juegos Paralímpicos de Tokio con 36 medallas, cinco más que las logradas en Río de Janeiro, logrando además 131 diplomas, lo que representa un total de 167 puestos de finalista. En el medallero España ha terminado 15ª.

La piscina volvió a ser el mayor caladero de medallas para los deportistas españoles con 14 preseas. La más destacada fue la burgalesa Marta Fernández, que, en su debut en unos Juegos, se marchó con tres medallas, una de cada color.

Teresa Perales, que llegó a la cita nipona mermada por una luxación en un hombro, se colgó la vigésimo séptima medalla paralímpica de su carrera deportiva al conquistar la plata en los 50 espalda.

Una de las revelaciones en el Estadio Olímpico de Tokio fue Adiaratou Iglesias, que se convirtió en la atleta con discapacidad visual leve más rápida del mundo al ganar los 100 metros y la plata en 400.

El ciclismo mejoró su actuación de Río con una cosecha de seis medallas hasta situarse undécimo en la clasificación por países de este deporte, tanto en pista como en carretera.

El triatlón, aparte de mejorar la participación con siete deportistas, contribuyó con cuatro medallas al equipo español en Tokio con el oro de Susana Rodríguez y su guía Sara Loehr.

El judo volvió a situar a algún representante en el podio tras volverse de vacío de Río 2016, merced a la plata del Sergio Ibáñez, entrenado por el binefarense Raúl Clemente.

Como ya ocurriera en Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, China arrasó en el medallero, con un total de 207 metales (96 oros, 60 platas y 51 bronces), seguida de Gran Bretaña con 124 preseas (41, 38 y 45) y Estados Unidos con 104 metales (37, 36 y 31).

Teresa Perales, ingresada en Tokio, no viaja este lunes

Por otra parte, la nadadora aragonesa Teresa Perales, que sufrió en la madrugada del domingo un “cuadro de estrés y ansiedad”, no viajará con el resto de la delegación española este lunes a España al ser trasladada a un hospital de Tokio para permanecer en observación, según informó el Comité Paralímpico Español.

Perales, que tras ser tratada en un primer momento estuvo en observación en la Policlínica de la Villa de Tokio, permanecerá ingresada en en el centro médico hasta que pueda regresar en las mejores condiciones a España.

La nadadora aragonesa se encuentra evolucionando bien y junto a ella están dos miembros del equipo médico del Comité Paralímpico.

Ceremonia de clausura

Los Juegos Paralímpicos de Tokio bajaron el telón con una emotiva y animada ceremonia en la que a través de la construcción de una ciudad sin barreras se mandó un mensaje global de inclusión y diversidad que recogió París, sede de la próxima cita en 2024.

El desfile de los países según el alfabeto japonés con sus respectivos abanderados se produjo con un centenar de voluntarios bailando y aplaudiendo a su paso.

La ceremonia concluyó con la canción ‘What a wonderful world’, de Louis Armstrong. Un final emotivo, pensando en un mundo mejor, sin barreras, y que puso de manifiesto el imparable movimiento paralímpico que en 2024 recalará en París.

Etiquetas