Deportes

CICLISMO / VUELTA A ESPAÑA

Fernando Barceló: “Me he demostrado que puedo”

Barceló celebra terminar una carrera que se le ha hecho especialmente dura por el calor

Barceló ha celebrado el acabar la Vuelta a España, algo que no pudo hacer la edición pasada.
Barceló ha celebrado el acabar la Vuelta a España, algo que no pudo hacer la edición pasada.
COFIDIS

El ciclista profesional oscense Fernando Barceló finalizó el domingo en Santiago de Compostela su segunda Vuelta a España. Tras la forzosa retirada el año pasado, por una cardiopatía que le llevó incluso a pasar por el quirófano, quedaba la incertidumbre de si el de Cofidis iba a ser el mismo ciclista, si podía afrontar una prueba de tres semanas.

La respuesta es que sí, y aunque no ha terminado muy satisfecho con su actuación, sobre todo por culpa del calor, el premio ha sido terminar, como un punto de arranque para mirar al futuro con más optimismo.

El propio ciclista señalaba que esta edición se le ha hecho especialmente dura. “Para mi ha sido muy dura, marcada por el calor. Las etapas que fueron por el sur me afectaron mucho, y cuando llegaron las del norte, en las que quizá podía haberme dejado ver más, estaba ya muy cansado. Con el fuerte calor cada día no recuperaba igual de los esfuerzos y he terminado muy muy cansado. Pero la sensación al final es positiva porque el trabajo ha sido bueno. El objetivo con nuestro jefe de filas, Guillaume Martin, era que terminara en el Top10, y lo conseguimos”.

“El calor me dejaba eliminado. Hubo días que al llegar al hotel tuve que ponerme directamente hielo en la cabeza”

Sobre ese paso por el quirófano el año pasado, y las sensaciones posteriores hasta esta primera gran vuelta, optimismo. “Tenía mucha incertidumbre por ver si podía recuperar mi nivel, y me he demostrado que puedo. Terminar una gran vuelta, y esta en concreto, con lo dura que ha sido, no es poco”.

El fuerte calor, con etapas incluso a cuarenta grados, afectó a todo el pelotón, pero Barceló reconocía que en su caso le afecta especialmente. “Está claro que el calor afectó a todo el pelotón, pero personalmente a mi me deja eliminado para todo. Hubo días en que al llegar al hotel tenía que ponerme directamente hielo en la cabeza, como si tuviera fiebre, para tratar de bajar la temperatura. Eso lo arrastras, no recuperar y pasa mucha factura”.

“Tenía incertidumbre por ver si podía recuperar mi nivel, y me he demostrado que puedo”

Así como hace dos años se le vio mucho en varias fugas, esta vez no hubo manera. “Lo intenté en una etapa y tuve mala suerte porque tuve una avería y me descolgué. Después con el cansancio la verdad es que no he sido capaz. No se me ha visto este año todo lo que hubiera querido. Además, cuando Guillaume se metió de lleno en la lucha por la general el margen de maniobra de los demás en el equipo se redujo bastante”.

Al llegar a Santiago, esa sensación de alegría mezclada con las ganas de terminar la tortura. “Todo el equipo ha terminado muy exprimido. Los últimos días parecía que estábamos todos enfermos. Yo he empezado muchos días con dolor de cabeza, sin fuerzas, pero cada día al subir al sillín la idea era competir, ir a por todas”.

Se impone ahora un descanso, aunque sea pequeño, para recuperarse del ‘palizón’, pero la temporada sigue ya en su recta final. “En una semana vuelvo a competir con el Tour de Luxemburgo, así que el descanso para tratar de recuperar no va a ser muy largo”.

“Este año no se me ha visto todo lo que hubiera querido, pero el cansancio me ha pasado factura”
Etiquetas