Deportes

SENDERISMO

Por el restaurado camino de Costean a Cregenzán

Montañeros de Aragón de Barbastro organizó esta ruta circular

El grupo de senderistas, en Cregenzán
El grupo de senderistas, en Cregenzán
MAB

Un buen número de socios de Montañeros de Aragón y vecinos de Costean recorrieron la ruta desde esta localidad hasta Cregenzán en la actividad organizada por la sección de marcha nórdica con motivo de las No Fiestas de Barbastro. La ruta circular de 14 km. recorre el nuevo tramo de senda de reciente apertura tras los trabajos realizados por iniciativa de Antonio Ubiergo, socio de Montañeros y vecino de Costean.

La jornada transcurrió en ambiente de convivencia con parada de avituallamiento en la plaza de Costean, donde se sumó Mari Carmen Martinez, concejala de Cultura. José Masgrau, presidente de Montañeros, y Leles Fábregas, responsable de la sección de marcha nórdica, se mostraron satisfechos por los resultados de las tareas realizadas que han permitido recuperar este antiguo camino.

El itinerario está pendiente de la señalización, que tienen previsto solicitar los ayuntamientos de Barbastro, Hoz-Costean y la Asociación de Vecinos de Cregenzán. Se ha recuperado el antiguo camino que unía Cregenzán desde la ermita de san Fabián, por el barranco de los Fondones para enlazar con la Sierra del Pinar y los Palomares, barranco del Ariño y el azud.

En la práctica, es un camino ameno que sortea tres barrancos y un pinar con la posibilidad de contemplar amplias panorámicas. Se definía como camino de herradura, era apto para personas y caballerías. Cerca de Costean aún puede verse el enorme quejigo de 150 años.

Antonio Ubiergo recuerda que “el último que lo recorrió con asiduidad fue Manuel Calvo Aguilar, vecino de Cregenzán, que trabajó de tractorista en Costean. Cada semana iba al pueblo a visitar a sus padres. A partir de entonces, cayó en el olvido”.

Además, “recordamos que por este sendero fueron albañiles de Cregenzán y los matarifes de Costean. La ruta la frecuentaron gitanos, mendigos y santeros que iban de pueblo en pueblo” explica con anécdota inclusive, “el equipo de fútbol que salía vestido con las camisetas desde Cregenzán a Costean iba por el camino”.

En la misma línea destaca una costumbre antigua “cuando la cuadrilla de mozos de Cregenzán, Costean u otro pueblo llegaban a las proximidades de la localidad, anunciaban su visita con una salva de disparos, y no entraban en el pueblo si no respondían con otra salva”. 

Etiquetas