Deportes

CICLOTURISMO

La Brevet Huesca, cuna ciclista, un éxito de convocatoria

La marcha de 200 kilómetros reunió a más de 60 ciclistas de toda España

Los randoneurs, junto a María Jesús Sanvicente en La Confianza.
Los randoneurs, junto a María Jesús Sanvicente en La Confianza.
S.E.

El pasado sábado, el Club Ciclista Oscense celebró su sexta brevet de la temporada, la denominada ‘Huesca, cuna ciclista’.

El 11 de septiembre de 1921, en Francia, tuvo lugar la primera brevet oficial de la historia, de 200 kilómetros, y el club oscense celebró el centenario con un recorrido histórico con el que ha querido reconocer a los pioneros de la bicicleta en España: Mariano Catalán, Joaquín Costa, Manuel Ricol, Gregorio Simón...

Huesca, Barbastro, Monzón, Estadilla, Graus o El Grado fueron varias de las localidades por las que los ‘randonneurs’ pedalearon y fueron sellando en sus cartillas a su paso, verificando la realización completa del recorrido, disfrutando de una modalidad de ciclismo de larga distancia que cada día cuenta con más adeptos.

Fueron más de 60 los cicloturistas, provenientes de toda la comunidad aragonesa, Cataluña, Navarra, País Vasco y de diversos puntos de la geografía española, que se apuntaron a esta ‘fiesta-homenaje’ y que, en compañía de la Policía Local de Huesca, emprendieron la marcha a las 8 horas por las calles de la capital altoaragonesa.

En pequeños grupos, y a la velocidad que más le convenía a cada uno, los ciclistas fueron avanzando en el recorrido, sin miedo a la distancia, y pronto llegaron a Graus, donde bajo la sorpresa de muchos, Consuelo Arcas les abrió las puertas de ‘su casa’, el Hotel Lleida, atendiéndoles bajo una inigualable amabilidad y ofreciendo el mejor servicio pese a estar cerca de cumplir 100 años.

En el Hotel Lleida de Graus, donde Consuelo Arcas atendió a los ciclistas a las mil maravillas.
En el Hotel Lleida de Graus, donde Consuelo Arcas atendió a los ciclistas a las mil maravillas.
S.E.

Fin de fiesta en La Confianza

Al concluir la Brevet, el Club Ciclista Oscense tenía una pequeña sorpresa para los participantes, y a modo de festejo, preparó un apetitoso avituallamiento en Ultramarinos La Confianza, junto a su gerente Maria Jesús Sanvicente, quien una vez más no declinó la propuesta del club y con toda su entrega y amistad, fue recibiendo uno a uno a todos los participantes de esta brevet.

Con esta, el club ha completado las seis brevets previstas para esta temporada 2021 y ya tiene puesta la mirada en 2022, en no solo repetir lo que se ha podido celebrar durante este año, sino seguir enseñando y disfrutando de una provincia que enamoraría a cualquier ciclista con más rutas cicloturistas y también con pruebas competitivas tanto de carretera como de BTT.

Etiquetas