Deportes

Baño de bronce para Inés Bergua en el GP de Marbella

La gimnasta oscense del equipo nacional ha sumado tres medallas del mismo metal en la última prueba antes del Mundial

Inés Bergua, en primer plano, saluda a los aficionados en Marbella
Inés Bergua, en primer plano, saluda a los aficionados en Marbella
Laura Friera

Inés Bergua se ha vuelto a bañar este domingo en bronce en el Grand Prix de Marbella, donde ha ganado dos medallas más de este metal en las finales por aparatos. Añadiendo la conseguida el sábado en la clasificación general de conjuntos, la gimnasta oscense ha sumado sus tres primeras medallas internacionales en categoría sénior, esperando que sean "las primeras de muchas".

Así lo ha asegurado este domingo tras la competición a Diario del Altoaragón la joven de 17 años, que se mostró satisfecha con el resultado obtenido. "Estamos muy contentas porque hemos estado trabajando mucho estos meses desde el Europeo y teníamos ganas de salir a darlo todo con mucha fuerza, sobre todo por competir en casa", declaró.

Al medirse solamente con otros tres equipos, Inés Bergua era consciente de que si realizaban sus ejercicios correctamente "la nota llegaba" para el podio. "Pero no nos podíamos confiar y había que hacer el trabajo, el cual todavía puede salir mucho mejor", aseguró demostrando su carácter perfeccionista.

Lo más duro de participar en el Grand Prix de Marbella fue "controlar la presión" de "estar en casa", lo que les obligó a "hacer burbuja" para no desconcentrarse con los fuertes aplausos de la afición española, habitualmente muy ruidosa.

Las tres bajas que han sufrido en las últimas semanas también les afectaron de cara a la prueba. "Hemos tenido grandes contratiempos, pero somos muy fuertes y hemos sabido resurgir y adaptarnos a los cambios", enfatizó.

"Aunque hayamos salido a competir unas, el triunfo es de todas", sostuvo la brillante gimnasta oscense, que ha dedicado este triunfo a su equipo, a sus entrenadoras, a la afición y, sobre todo, a su familia, que lloró de emoción desde las gradas.

La selección nacional de gimnasia rítmica ha comenzado la tarde con el ejercicio de 5 pelotas, que fue mejor que el del sábado en cuanto a la dificultad (36,6), pero un poco más impreciso en la ejecución (6,85). Con este montaje han vuelto a obtener su nota más alta de la temporada (43,45).

El único ejercicio con fallos del equipo español ha sido el mixto, en el que las gimnastas han tenido dos caídas. La primera apenas se ha visto, pero la segunda ha llegado en un riesgo y ha impedido que una de las deportistas ejecutara el equilibrio penché.

Pese al descontrol, las españolas se han recuperado enseguida y han obtenido 38,55 puntos (32,7 en dificultad y 5,85 en ejecución).

Por otro lado, las búlgaras han vuelto a ser las grandes triunfadoras de la tarde, ganando los dos oros con dos notas estratosféricas (51,6 en 5 pelotas y 46,95 en aros y mazas).

Bielorrusia ha obtenido de nuevo las medallas de plata (49,55 y 43,95) y Estados Unidos se conformó con dos cuartas plazas (36,7 y 28,25).

En individuales, Lala Kramarenko ha confirmado su liderazgo de la clasificación general con tres oros y una plata. Tanto su aro como su pelota han sido absolutamente sublimes, mientras que en cinta hizo lo suficiente para ganar. La rusa solo ha perdido la final de mazas, en la que se impuso la italiana Sofía Raffaelli con el mejor ejercicio de la jornada. Además, la joven se llevó a casa dos bronces.

La ucraniana Viktoriia Onopriienko también brilló con una plata y dos bronces, demostrando que pese a su juventud ha llegado para quedarse.

Las rusas Yekaterina Selezneva y Anastasiya Simakova (una plata cada una) completaron el palmarés con dos montajes solventes.

Asimismo, las españolas Polina Berezina y Teresa Gorospe rozaron el podio en la última gran competición antes del mundial, que se celebra del 27 al 31 de octubre en Kytakyushu (Japón).

Etiquetas