Deportes

montañismo - xxv cena de la montaña

La FAM premia los éxitos y los valores

Luis Masgrau recibió la Insignia de Oro, mayor distinción

El consejero Joaquín Olona y el presidente de la FAM, Javier Franco, entregan la insignia de la Federación a Luis Masgrau.
El consejero Joaquín Olona y el presidente de la FAM, Javier Franco, entregan la insignia de la Federación a Luis Masgrau.
FAM

El montañismo aragonés vivió la noche de este viernes uno de sus momentos del año con la entrega de los premios anuales de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) en la XXV edición de la Cena de la Montaña. Se entregaron doce reconocimientos a deportistas, profesionales y organizaciones relacionadas con el montañismo, en un acto en el Patio de la Infanta de Zaragoza, que contó con la presencia del consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona y en el que destacaron el reconocimiento al expresidente de la Federación Luis Masgrau, o los concedidos por su trabajo durante la pandemia a los guardas de refugios y al club Peña Guara.

El presidente de la FAM, Javier Franco, destacó en la presentación del acto que se reconocía “tanto éxitos deportivos del máximo nivel” como el capital de los voluntarios y valores como la solidaridad y el compromiso”. Además de señalar que la labor de la Federación “repercute en todo Aragón” y la necesidad de seguir trabajando ante retos “como la mejora de las instalaciones, el intrusismo o la conservación”.

Foto de familia de los premiados en la Cena de la Montaña.
Foto de familia de los premiados en la Cena de la Montaña.
FAM

Joaquín Olona cerró la entrega, “como representante del escenario de las actividades de montaña” asegurando su “compromiso para fortalecer las relaciones con la Federación”. El consejero destacó el papel de la FAM como “agente de conservación” y su “lealtad para transmitir sus preocupaciones”, asegurando su disposición para llegar a acuerdos en puntos como la práctica deportiva en los espacios protegidos.

La FAM entregó su máximo reconocimiento, la Insignia de Oro, a Luis Masgrau, que el año pasado dejó la presidencia, tras veinte años en el cargo, además de diez como asesor médico. El consejero Joaquín Olona y el actual presidente le entregaron este distintivo a su larga dedicación al montañismo.

Masgrau destacó su amor a la montaña y los amigos que con la FAM ha encontrado por toda España, de los que destacó que la insignia le ayudará a acordarse. “El montañismo en Aragón tiene muchas personas implicadas y un gran futuro”, señaló también.

Con la Insignia de Oro también se reconoció la trayectoria del Grupo de Montaña San Jorge, de Zaragoza, que en febrero cumplió 50 años de trayectoria.

El Trofeo Federación 2021 reconoció a la montañera Amaia Agirre por “su excelente trayectoria en la práctica de los deportes de montaña y su excelente calidad alpinista”. La deportista ha conseguido la primera ascensión femenina española a la vía “Groucho Marx” en el macizo de Mont Blanc, por la que ya fue finalista de los premios FEDME 2020, y en este 2021, por la vía “Eternal Flame” en la “Nameless Tower” en Pakistán.

En la categoría al mejor deportista masculino, el premio se ha concedido ex aequo entre dos campeones mundiales. El jaqués Daniel Osanz ha sumado esta temporada el Campeonato del Mundo sub-23 de Kilómetro Vertical, una medalla de plata en la categoría absoluta y otra en el mundial Skyrace. Osanz, que compite en Francia este fin de semana, estuvo representado por su madre, que leyó un texto del deportista reconociendo el trabajo del Grupo de Tecnificación de Aragón de Carreras por Montaña.

Raúl Simón consiguió el bronce en el Campeonato del Mundo de Paraescalada, en la categoría B2, discapacidad visual grave.

El premio a la mejor deportista femenina de 2021 fue para la escaladora de Ejea de los Caballeros María Laborda.

Otro de los galardones fue el Premio FIATC, patrocinado por esta aseguradora para reconocer los valores humanos en el montañismo, y que este año recayó en Peña Guara, de Huesca, por la labor de sus socios apoyando el Banco de Alimentos durante el confinamiento. El presidente del club, Manolo Bara, recogió el premio asegurando que había sido una “lección gratificante” y que con esta colaboración, el club había “puesto en valor lo que nos ha enseñado la montaña”.

La entrega de premios se completó con cinco placas de reconocimiento entre las que destacó la concedida a los guardas de los refugios de montaña de la FAM por su compromiso manteniendo abiertas las instalaciones durante la pandemia. Los encargados de todos los refugios recogieron en la gala su placa. En nombre de todos, el guarda de Casa de Piedra intervino para “dar las gracias a los clientes, que han vuelto”.

El general de la Guardia Civil Carlos Crespo recogió otra placa por su colaboración con el montañismo como máximo responsable del cuerpo en Huesca y la comunidad, una relación que el premiado también resaltó asegurando que gracias a ella “Aragón tiene un sistema de rescate reconocido a nivel internacional”.

Jorge García Dihinx recogió otra placa por su divulgación del esquí de montaña, en su blog y sus libros, y señaló que en el montañismo es básico “aprender y compartir”.

Las últimas fueron para el Ayuntamiento de Zuera por su apoyo a la escalada deportiva; y al Ayuntamiento de Almudévar, por su compromiso con el GR 234, Sendero de la Jorgeada. Los dos alcaldes resaltaron la importancia de apoyar el deporte desde las instituciones.

La XXV Cena de la Montaña destacó por su recuperación tras 2020 y aún se celebró en esta XXV edición con aforo limitado y limitada a la entrega de premios, por lo que desde la Federación se señaló también la confianza en recuperar el próximo año su formato habitual, tras un año lleno de éxitos para el montañismo.

Etiquetas