Deportes

MONTAÑISMO

Por la belleza otoñal de Obarra

El grupo grausino Tardes al Sol realizó una preciosa excursión por el congosto, uno de los lugares donde mejor se contempla el colorido de los bosques

El grupo en el camino de la Croqueta.
El grupo en el camino de la Croqueta.
CER

El grupo grausino Tardes al Sol realizó esta semana una preciosa excursión por el congosto de Obarra, uno de los lugares donde mejor se puede contemplar en estas fechas la belleza del colorido de los bosques otoñales.

Los diecinueve participantes en la actividad salimos de Graus a las tres de la tarde y nos dirigimos con nuestros vehículos hasta Obarra y Río Blanco, paraje situado un poco más arriba del monasterio. Para poder hacer un itinerario lineal, combinamos coches en ambos lugares. Iniciamos la excursión andando en la carretera de Espés, reabierta al tráfico desde hace unos días.

Aparcamos un poco más arriba del cruce del sendero GR-18.1 con la carretera. Descendimos unos metros por el asfalto y nos adentramos en el sendero a nuestra derecha bajando, perfectamente señalizado en una curva y con las indicaciones en dirección a Ballabriga y Obarra. Este camino se conoce como el de la Croqueta, por el nombre del paso más elevado del recorrido, situado entre unas elevadas peñas y llamado también la Portiella. El itinerario transita por la margen derecha del río Isábena, por encima de la carretera A-1605, que va más próxima al río.

Iniciamos el sendero con una ligera bajada, por una zona conocida como la Ubaga, en el paraje llamado Gabarret. Siempre entre bosque variado, llegamos a un desvío a la izquierda que lleva a la font o fuente dels Fusters, es decir, de los carpinteros o madereros. Está a solo cien metros y el pequeño manantial surge junto a una gran haya. El camino principal llanea o desciende ligeramente entre paredes de piedra a ambos lados y algún pequeño claro del bosque. Tras pasar el barranco de las Garantas, prácticamente seco, iniciamos un ascenso por un bello camino empedrado hasta el paso de la Croqueta, situado a 1350 m. de altitud.

En este tramo del recorrido, y al ser la excursión por la tarde, disfrutamos de la belleza y variedad de los colores del bosque que veíamos en la ladera de enfrente, plenamente iluminada por el sol. Todo un bosque mixto con hayas, arces, robles, bojes, servales, pinos…Una belleza cromática otoñal en su máximo esplendor.

Tras una parada en la Croqueta para merendar, iniciamos el descenso hacia Ballabriga y Obarra.

Disfrutamos de algunas bonitas vistas aéreas del monasterio de Obarra, pasamos por la llamada Roca del Castell, donde supuestamente estaba el antiguo castillo de Ripacurtia, y llegamos a Ballabriga, pequeña localidad hoy despoblada pero con varias casa arregladas, donde hicimos una breve parada.

Desde allí, primero por sendero y luego por estrecha carretera, llegamos a la A-1605 y al aparcamiento de Obarra, donde habíamos dejado algunos vehículos, y terminamos la excursión.

Habíamos recorrido 8,5 km, con 350 m. de desnivel de subida y 600 de bajada. El punto más alto fueron 1354 m. y 1007 m. el más bajo. Invertimos tres horas y media con paradas. Y disfrutamos del espectáculo del otoño en su máximo apogeo.

Etiquetas