Deportes

LEB ORO

Levitec Huesca espera dar la primera alegía

Los oscenses buscan en casa y ante un rival de zona baja el romper su mala racha de derrotas a partir de la consistencia

Ayoze Alonso, en una jugada del último partido jugado en casa ante Leyma Coruña.
Ayoze Alonso, en una jugada del último partido jugado en casa ante Leyma Coruña.
Palmer Palma

Levitec Huesca La Magia espera romper por fin su racha de derrotas en este inicio de liga y sumar su primera victoria del curso. Para ello juega en casa, que siempre es un punto a favor al calor de los aficionados, y enfrente tiene a un equipo que por el momento solo ha ganado un partido de siete y que al menos a priori puede ser propicio para cambiar el sino.

Los peñistas volverán a contar, ya recuperado Etxeguren, con sus once jugadores, a falta de ese pivot que debería llegar pero que sigue en el limbo conforme pasan las semanas.

Los verdiblancos, como manifestaba su entrenador, Sergio Lamúa han ido avanzando partido a partido y ahora mismo tienen más minutos buenos que malos en los encuentros, pero esa falta de consistencia, de ser regulares los cuarenta minutos, es una losa que aplasta a los verdiblancos y no les permite el dar esa primera alegría. El técnico no dudó en afirmar que ahora mismo son “el peor equipo de la categoría con el peor entrenador”, pero añadía que esa es la base sobre la que construir.

Las sensaciones fueron malas en el último choque, en San Sebastián, pero el técnico tenía claro que la receta es atenerse a lo trabajado en los entrenamientos, a seguir el plan de partido, y no descentrarse, sobre todo si vienen mal dadas, y tratar de hacer cada uno la guerra por su cuenta o hacer más cosas de lo debido. “No debemos perder el focus, ser consistentes y sólidos. El partido no se gana con deseo sino haciendo las cosas que tenemos que hacer”.

Enfrente, un Palma que arrancó la temporada también con un cero de seis, pero que esta misma semana rompió su racha al ganar en casa a Iraurgi, por lo que llegan a este partido con el ánimo de encadenar el segundo triunfo.

Los baleares, como explicó el técnico peñista, son un equipo muy dinámico, que procura jugar rápido y resolver sus ataques en los primeros segundos de cada posesión. Son un conjunto vertical, que busca en cuanto puede el uno contra uno, y que no tiene una gran referencia interior sino jugadores bastante polivalentes que contribuyen a abrir mucho el campo.

El técnico hacía un llamamiento a la afición, con la habitual sinceridad que le caracteriza. “Necesitamos el apoyo de la afición. Si al final del partido lo hemos hecho mal, que muestren su disconformidad si quieren, pero durante que nos ayuden”. 

Etiquetas