Deportes

CARRERAS POR MONTAÑA

El Trail Mallos de Riglos vuelve con seiscientos corredores

Gran participación para la prueba que se celebra el domingo, tras el parón de la pasada edición, y que ofrece dos recorridos, de 35 y 12 kilómetros

Los corredores se enfrentarán a un trazado duro pero a la vez muy espectacular.
Los corredores se enfrentarán a un trazado duro pero a la vez muy espectacular.
Ramón Ferrer

Y de la mano de la organización de la Ultra Guara Somontano, llega este próximo domingo, una nueva edición del Trail Mallos de Riglos. Será ya la séptima edición de esta prueba dirigida por Santi Santamaría y Pau Jordán al frente de un equipo que de la misma manera que la prueba de Alquézar, ha conseguido en estos años una notoriedad muy destacable.

Con una participación mucho más aragonesa en el plano nacional, hay que destacar también la alta participación de corredores franceses, grandes amantes estos de la sierra de Guara, se ve que no desconocen y aprecian también estas sierras más occidentales de Riglos y Loarre.

Será el domingo 12 de diciembre y ofrecerá dos distancias, con las plazas llenas desde hace ya muchas fechas, una fecha nueva para la prueba que se venía celebrando en marzo y que este año, debido a la incertidumbre tanto sanitaria como por la proliferación de cambios normativos, se decidió probar con estas fechas a final de año. En cualquier caso un éxito de participación y veremos como queda el tema de cara a los próximo años.

¿Qué decir de Riglos y su entorno? Un lugar de fama mundial hablando de sus espectaculares Mallos, únicos, vistosos y muy diferentes a cualquier pared en cualquier parte del planeta. Un verdadero paraíso para los ojos y también para los amantes de la escalada.

Realmente un marco incomparable el de esta sierra a caballo entre la Hoya de Huesca y el Pirineo. Magníficos, sensacionales los senderos que rodean los increíbles Mallos de Riglos, sin olvidar para nada los senderos de la Sierra de Loarre o el entorno de la ermita de Santa Marina, por donde pasa la prueba larga. Aunque quizá esta última tenga un exceso de pista en su recorrido, cosa que no pasa para nada con la prueba más corta.

Se cuenta con la colaboración, además como uno de los centros principales de esta prueba, del Refugio de Riglos, destacando también que a las 10:30 horas se ofrecerá una visita guiada al pueblo de Riglos con Aula de Naturaleza, gracias a la gentileza del Refugio y también para los más pequeños (de 3 a 8 años), se ofrecerá durante el transcurso de la carrera un servicio de animación infantil con juegos, dinámicas y actividades para ellos.

La prueba más larga con sus 35 kilómetros y 2.200 metros de desnivel tendrá su salida a las 8 de la mañana y recorrerá los primeros 10 kilómetros por el mismo sendero que transcurre la carrera más corta, para después de rodear los Mallos, acercarse al derruido Castillo de Sarsamarcuello, ascender a la dura Peña del Sol y pasar a buscar los bosques de la Sierra de Loarre hasta llegar a la ermita de Santa Marina en el kilómetro 22, desde donde se iniciará un larguísimo descenso hasta la meta, aunque un descenso con algún buen repechillo en medio, como los 100+ que los corredores encontrarán en el kilómetro 28.

Y con algo más de 300 corredores inscritos en esta distancia, de los que 43 son mujeres, destacan nombres como Fran Naval -máximo favorito- el del gallego Fran Salgueiro, el catalán Carles Bartrina, el vasco Julen Dorronsoro, el francés Julien Jorro o el veterano británico Matthew Johnson. De Zaragoza vendrán también J. Manuel Gasca y Oscar Soriano y representando a Huesca destacaremos a Oscar Plasin. En mujeres comenzaremos por la francesa, de los siempre competitivos Esclops d’Azun, Audrey Carrere, que enfrente tendrá a un buen grupo de grandes corredoras como la catalana Silvia Puigarnau, o la alavesa Arantzazu Perez, la venezonala Eli Rios, así como Mirem Andueza, de Peña Guara. Los vencedores de la última edición, la de 2019, fueron Unai Dorronsoro (3:16:38) y Sarah Ugarte (3:53:58)

La prueba corta, con salida a las 9 de la mañana, también contará con algo más de 300 corredores de los que un centenar serán mujeres. Un recorrido de 12 kms con 800+ realmente interesantes, con un primer y largo descenso paralelo al río Gállego hasta la central eléctrica de Carcavilla, donde comenzará un largo ascenso que nos acercará de nuevo a los Mallos de Riglos que habrá que rodear por su parte superior, para finalizar en un vertiginoso descenso hasta la meta.

Entre los principales corredores inscritos encontramos nombres como José Luis Allúe, Marcos López, Alberto Susín o los jóvenes David Herbera y Dani Puyuelo y entre las mujeres destacan Yaiza Miñana, Alina Stroia o la atleta zoitista Izarbe Lafontana, sin olvidarnos de Isabel Ezquerra y Celia Grasa. Ambas mantuvieron un bonito duelo en el Trail Medieval Montearagón finalizando primera y segunda a escasos segundos.

En el 2019 los vencedores serían Mirem Andueza (1:31:22) y Luis Alberto Hernando, que finalizó la prueba en 1:05:49. Un Luis Alberto que probablemente en esta ocasión también estará en la prueba aunque en un plan algo menos competitivo.

Y recordar que ambos recorridos se pueden realizar en cualquier momento del año en un plan individual, pero también competitivo y con su clasificación virtual, gracias a la aplicación Open Trail Races.

Etiquetas