Deportes

FÚTBOL / TERCERA DIVISIÓN

Derbi para despedir el año

El Monzón quiere seguir su escalada ante un Biescas que no se rinde, el Barbastro recibe al líder y Robres y Binéfar juegan fuera de casa

Los montisonenses están enrachados pero no se fían del Biescas.
Los montisonenses están enrachados pero no se fían del Biescas.
D. A.

El grupo aragonés de Tercera despide el año con una última jornada atractiva y con mucho en juego. Por encima del resto destaca el derbi que se jugará en el Isidro Calderón entre el Monzón y el Biescas.

Los mediocinqueños han enlazado tres victorias que los han catapultado hacia la zona media alta de la tabla, mientras que los biesquenses, con problemas de lesiones y por la climatología, no se rinden pese a que son colistas y han perdido comba con respecto a los demás.

Cristian Abad, técnico rojiblanco, no se fiaba. “Es un partido trampa. La clasificación no refleja lo competitivos que son. Compiten bien, han merecido más puntos y ahora mismo no tienen nada que perder”.

Ante eso, su buen momento. “Hemos hecho lo que queríamos, enlazar una buena racha y subir puestos. Ahora llega el último partido antes del parón, que nos puede permitir mirar definitivamente arriba. Es una buena oportunidad de dar otro saltito”.

El técnico manifestaba que sería fundamental el saber tener paciencia para hincarle el diente a los verdiblancos. “Es un partido de paciencia. No se va a ganar rápido y no debemos mirar a la clasificación. En primer lugar debemos ser seguros, solventes y contundentes atrás, sin errores. A partir de ahí, nuestra calidad arriba debe permitirnos crear ocasiones y goles. No debemos volvernos locos y caer en la precipitación, y desde luego no debemos confiarnos”. La única baja, ya habitual, es la de Samitier.

Y por el Biescas, su entrenador, Miguel García, afronta el partido con muchas bajas. Elinton es baja casi definitiva y no estarán este domingo Dylan, Fañanás, Ricardo, Marcelo y Paules. “Vamos a ir justos de gente y enfrente vamos a tener a un gran equipo. Tienen velocidad, buen toque, son sólidos, y en su campo, que es grande, para nosotros es un partido muy complicado”.

La clave, según el técnico de los biesquenses, aguantar. “Debemos ser competitivos e intensos. Tenemos que hacer el partido largo para llegar vivos al final. El empate ya no nos sirve y hay que ganar para seguir con vida en la liga. Queremos dar buena imagen pero sobre todo sumar puntos, porque creo que hasta ahora hemos merecido más de los que tenemos”.

Esta semana han podido entrenar en Sabiñánigo, y esperan que ya la próxima puedan volver a su propio terreno de juego, pero han estado dos semanas entrenando en pabellones polideportivos, una circunstancia que desde luego no ayuda.

Barbastro-Cuarte

El equipo del Vero recibe al líder seguramente en su mejor momento de la temporada, con seis partidos seguidos sin perder y tres victorias encadenadas. Richi Gil, técnico de los barbastrenses, echaba la vista atrás para destacar la mejoría de los suyos. “Viene el líder a nuestro campo y lo recibimos en buen momento. Nos llevan ocho puntos y ganar supondría ponernos solo a cinco, algo que hace tan solo un mes parecía impensable. Es una gran oportunidad”.

Sobre el Cuarte, que además es su ex equipo, manifestaba que “en casa lo han ganado todo pero fuera les cuesta más. Lo mejor que tienen es que han sabido mantener el bloque del año pasado y son un equipo fiable y que compite bien en diferentes registros. Es un rival sin duda peligroso”.

Será vital en primer lugar el rigor defensivo. “Debemos ser fiables atrás y tratar de dejar la portería a cero. En ataque jugamos en casa y vamos a generar, y esperemos acompañarlo de acierto. Si somos fiables tenemos opciones”. Son baja Tudela, Castaño y Cristian.

Calamocha-Binéfar

Los literanos sin duda estarán pendientes del partido de Barbastro, porque si son capaces de ganar en Calamocha y también lo hacen los del Vero, se pondrían líderes. En todo caso, para el técnico, David Giménez, lo importante es su partido. “Nos queda un partido para acabar el año y hay que hacer un último esfuerzo. Miramos por nosotros y ganar sería importante sobre todo para abrir hueco porque hay ahora mismo muchos equipos muy igualados”.

Sobre el Calamocha añadía que “el campo no tendrá las mejores condiciones, y ellos han vivido días convulsos con bajas de jugadores y fichajes. Se notará en más actitud e intensidad, y tendremos que estar preparados”. La única baja será Fadi.

Illueca-Robres

Los monegrinos frenaron su mala racha con una victoria y ahora esperan seguir, como aseguraba su entrenador, Javier Genovés. “El Illueca todavía no ha perdido en casa y ha ganado la mayoría de sus partidos como local. Nosotros hemos conseguido romper la racha negativa de resultados, aunque creo que estábamos bien por juego. Con eso vamos a Illueca con confianza, a hacerlo bien y sacar un buen resultado”. Son baja Willy por lesión y Charlez, convocado con el Ebro, aunque el equipo zaragozano podría llamar a alguno más.

Etiquetas