Deportes

SENDERISMO / CER

Excursión circular y con sol entre Graus y Capella

El grupo ribagorzano Tardes al Sol realizó una ruta el pasado martes por la tarde que contó con veinte andarines

Parte del grupo poco antes de llegar a la localidad de Capella.
Parte del grupo poco antes de llegar a la localidad de Capella.
S.E.

El pasado martes, el grupo Tardes al Sol organizó una excursión desde Graus a Capella con un itinerario en buena medida circular. El recorrido de ida fue por el llamado camino de Fabardo, la Torre de Valentín y el Centro de Truficultura y la vuelta, en su tramo final, por el Camino de las Huertas.

Los veinte participantes en la actividad del pasado día 28 de diciembre salimos de la Glorieta Joaquín Costa de Graus a las 15 horas. Cruzamos el río Ésera por el llamado puente de Capella y, a la salida del puente, nos desviamos a la izquierda para tomar la calle Serreta y subir hacia el barrio de Coscolla. A la entrada de este barrio, tomamos un camino a la izquierda, encementado hasta el Centro de Inseminación de Cerdos. Allí, seguimos un sendero, conocido como el camino de Fabardo, que discurre en su primer tramo entre bellas paredes de piedra con un bosque de encinas o carrascas a la izquierda y, luego, entre campos de labor hasta llegar a la carretera que conecta la A-1605 con la A-139.

Cruzamos la carretera y continuamos por camino de tierra. Llegamos a un cruce de caminos en el que hay una gran carrasca y una explotación ganadera a la derecha. Desechamos los dos caminos laterales y seguimos de frente por estrecho sendero hasta desembocar en una pista. Seguimos por la derecha y llegamos hasta la Torre de Valentín, antigua casa hoy deshabitada. Allí giramos a la izquierda y seguimos por una pista asfaltada hasta el Centro de Truficultura, que dejamos a nuestra derecha. En este punto, se acaba el asfalto y ya seguimos siempre la pista principal que nos lleva hasta Capella, punto más lejano de la ruta.

Rápida visita a Capella y regreso

Cruzamos la carretera de circunvalación de Capella y entramos en la población. Subimos hasta la magnífica iglesia parroquial románica dedicada a San Martín, bajamos hasta la Plaza Mayor y salimos del pueblo. El primer tramo del camino de vuelta fue por el mismo por el que habíamos ido. Pero, después, tomamos una pista a la izquierda, señalizada con marcas azules y blancas de Marcha Nórdica. Un gran hito de piedra nos desvía de nuevo a la izquierda para adentrarnos en un bello bosque de encinas. Junto a una pilona de la luz, descendemos a la carretera A-1605, que cruzamos con atención. Tras un corto tramo en paralelo a la carretera, salimos de ella por una pista con una gran encina a la izquierda.

La pista desciende hasta las orillas del río Isábena y transita luego por su margen derecha. Dejamos a la izquierda la pasarela del río Isábena y el lugar de baño conocido como la Gorga del Chuflé y, entre huertas y casetas, llegamos a Graus a las 18 horas y ya anocheciendo. La tarde había sido de una temperatura muy suave, casi primaveral, y entre el grupo reinó un muy buen ambiente navideño.

El recorrido completo de la excursión fue de 12 kilómetros, con 144 metros de desnivel acumulado entre positivo y negativo. Un agradable paseo en el que invertimos tres horas justas. Aunque el camino que va de Graus a Capella por Portaspana siguiendo el GR-1 es más bonito que el que acabo de describir, nosotros elegimos este por ser más corto y soleado y ajustarse mejor al horario de tarde del que disponíamos, limitado obviamente por las pocas horas de sol que hay en invierno.

Etiquetas