Deportes

CICLISMO

José Luis Novales, el aragonés olvidado

Natural de Torralba de Aragón, 23 de julio 1937, nació en pleno frente de la guerra civil española durante el asedio de Huesca

Joseph Novales tras ganar la 43ª Volta a Catalunya en 1963.
Joseph Novales tras ganar la 43ª Volta a Catalunya en 1963.
Archivo Volta a Catalunya/EFE

Batir a los franceses Jacques Anquetil y Raymond Poulidor, los dos ciclistas más importantes del ciclismo galo en 1963, es lo que hizo ese año junto al también francés Jo Velly, el aragonés Joseph Novales en el reconocido Trofeo Baracchi.

Novales y Velly, que ya lo había ganado dos años antes, protagonizaron la gran campanada en la carrera de Bérgamo y superaron por tan solo nueve segundos a la pareja Anquetil-Poulidor que desde que se había anunciado su unión para la cita eran los claros y únicos favoritos para anotarse la victoria.

De tal dimensión fue la sorpresa que hicieron saltar Novales y Velly que la hija del aragonés, Corinne Novales, recuerda a EFE como su padre le contaba que "los organizadores no nos querían dar el trofeo".

El Trofeo Baracchi era una prueba disputada bajo la modalidad de contrarreloj por parejas que no necesariamente se conformaban entre corredores del mismo equipo, como en el caso de Anquetil y Poulidor, mientras que Novales y Velly si que defendían los mismos colores, los del Margnat Paloma Inuri.

Sin embargo, Joseph Novales es un auténtico desconocido no solo en la historia del ciclismo aragonés sino también incluso en su propia localidad de nacimiento donde nada ni prácticamente nadie recuerda que allí vio su primera luz un brillante ciclista, a la altura de los Fernando Escartín, Carlos Hernández, David Cañada, Ángel Vicioso o Ángel Ibáñez. Es la gran figura olvidada del deporte en Aragón.

José Luis Bernardo Novales Pérez (Torralba de Aragón, 23 de julio de 1937-Libreville-Gabón, 23 de marzo de 1985) nació en pleno frente de la guerra civil española durante el asedio de Huesca, un momento en el que, como comenta a EFE su prima María Teresa Novales, llevó a muchas parturientas a irse a dar a luz a sus vástagos a "la casilla de los peones o a sitios seguros fuera de casa porque las cosas en el pueblo estaban muy complicadas".

María Teresa enseña a EFE una de las pocas cosas, probablemente la única, que en la localidad monegrina en la que sigue viviendo recuerdan que su primo nació allí. El recorte en el que el diario Mundo Deportivo dio a conocer la noticia de que el ganador de la Volta a Catalunya de 1963 había fallecido en un accidente laboral en Gabón en 1985.

Cuando fue posible, los abuelos de Corinne Novales, hija de José Luis como ella misma resalta cuando EFE contacta con ella por primera vez, viajó a Francia primero para intentar buscarse la vida en territorio galo y poco después llevarse con él a su familia.

Corinne reconoce no haber estado vinculada al ciclismo, pero alguno de los recuerdos que relata es como su padre le decía "en las uñas de muchos compañeros todavía debe haber lana de mi maillot", en referencia a su labor como hombre de equipo.

Así, el 24 de julio de 1950, con tan solo trece años, José Luis Novales pasó a ser Joseph y adquirió la nacionalidad francesa con la que se le reconocen todos sus resultados deportivos en el pelotón ciclista. Daniel Novales Orús y Agustina Perez Salcedo, los padres de José Luis, y su familia ya se habían afincado definitivamente en Francia.

No obstante, su idioma materno siguió siendo el español y con el que nunca dejó de comunicarse. "En mi casa hablamos español. Mi padre no me dejaría hablar en otro idioma", le reconoció al periodista Juan Plans en el Mundo Deportivo en 1963 cuando ya era líder de una Vuelta a Cataluña que terminó ganando.

En el podio final de la centenaria carrera catalana protagonizó uno de los capítulos más entrañables de su historia. Allí mismo, así se encargaron de propiciarlo los organizadores junto al patrocinador Coca-Cola, se pudo reencontrar con su abuela a la que no conocía después de haber emigrado muy pronto a Francia.

Tras una brillante trayectoria en las categorías inferiores defendiendo los colores de los equipos normandos SS Domfront y CA Flers (club de la ciudad en la que vivía), Novales firmó una docena de victorias en 1961, además de otras cuantas en las temporadas anteriores, que le sirvieron para hacerse en 1962, hace ahora 60 años, un hueco en el Margnat Paloma-D'Alessandro que lideraba el toledano Federico Martín Bahamontes.

Joseph Novales (2d) y Federico Martín Bahamontes (3d) posan con el equipo de 10 corredores que comenzó la 43ª Volta a Catalunya en 1963.
Joseph Novales (2d) y Federico Martín Bahamontes (3d) posan con el equipo de 10 corredores que comenzó la 43ª Volta a Catalunya en 1963.
Archivo Volta a Catalunya/EFE

Desde su llegada a la élite, Novales dejó clara su impronta de excelente ciclista con triunfos muy relevantes desde el principio, el primero de ellos en el GP Niza en 1962 o el último en la primera etapa de la Vuelta a Andalucía en 1965, su último año como profesional.

Su segundo año como profesional, de sus cinco temporadas en su breve paso por la elite del ciclismo, fue el mejor de todos ellos con dos triunfos que por si mismos revalorizan el palmarés de cualquier ciclista.

La 43ª edición de la Vuelta a Cataluña y el Trofeo Baracchi, una carrera que cuenta entre sus vencedores con ciclistas como Fausto Coppi, Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Felice Gimondi, Luis Ocaña, Francesco Moser, Bernard Hinault, Laurent Fignon o su último ganador, Tony Rominger.

Bahamontes recuerda a EFE como en la etapa de Andorra le hizo de gregario proporcionándole la comida no habían podido coger en el control de avituallamiento.

En esa edición de la centenaria prueba que organiza la U.E. Sants, el águila de Toledo estuvo en boca de todos por su abandono por unos problemas físicos que muchos creyeron no justificados.

"Novales está luchando solo contra escaladores como Angelino Soler, Antonio Suárez, Valentín Uriona, Eusebio Vélez o Patxi Gabica. Lo que les ha matado a muchos ha sido ver como he actuado de doméstico en favor de este muchacho neutralizando la prueba con una sola pierna porque la derecha la tenía ya resentida", zanjó el toledano tras su abandono en declaraciones que recogieron los diferentes medios de comunicación.

Etiquetas