Deportes

BALONCESTO

La defensa, un lastre constante para Levitec Huesca La Magia

Es el equipo de la liga que más puntos encaja, 85 por partido

Palma anotó con excesiva facilidad durante muchos minutos del encuentro.
Palma anotó con excesiva facilidad durante muchos minutos del encuentro.
bahía san agustín

El Levitec Huesca La Magia sufrió en Palma de Mallorca su vigesimosegunda derrota de la temporada y lo hizo volviendo a flaquear en defensa y encajando 86 puntos que le hicieron imposible aspirar a una victoria, pues el equipo tampoco estuvo acertado en ataque.

La defensa está siendo un lastre para el equipo casi toda la temporada y los números lo dejan patente. El Levitec Huesca es el equipo de la competición que más puntos encaja por partido con bastante diferencia, concretamente 85 por duelo.

Los rivales encuentran excesivas facilidades para anotar, como se vio en la primera mitad del choque del domingo y especialmente en el primer cuarto, con un 30-16 que se repitió en el último parcial.

Los peñistas venían de ganar al Gipuzkoa, pero también de encajar en la primera parte de ese duelo 52 puntos, algo que no corrigieron en Palma (47-28).

El peñista también es el equipo de la liga que menos anota, con 72 puntos por partido, aunque este aspecto puede tener más justificación, en el sentido de que está mucho mas ligado al potencial de la plantillas.

La diferencia de puntos está en -326 en la clasificación, cuando la del resto de equipos está en casi todos los casos en un arco de cien puntos postitivos o negativos.

Almansa o Palma, dos equipos que también están entre los que más puntos han encajado tienen promedios de 81 y 82,1. Y la mejor defensa es la de Estudiantes, con sólo 70 puntos por partido.

El Peñas ha encajado en 19 partidos más de 80 puntos. Sólo en seis casos ha dejado a los rivales por debajo de esta cifra y en tres de esos han llegado sus escasas victorias: 83-65 contra Palma, 73-68 contra Oviedo y 85-68 contra Gipuzkoa.

Y por parciales, el equipo tiende a superar los veinte puntos encajados en la mayor parte de los cuartos y en algunas ocasiones incluso encaja treinta puntos o más.

Y no se puede decir que los puntos lleguen de una forma determinada, pues los peñistas encajan tanto desde la línea de tres puntos ante tiradores como Van Beck o Brown el pasado domingo, por dentro o en el uno contra uno, en el que muchas veces se encuentran en desventaja física jugando con cuatro pequeños, lo que deja a uno de ellos con un ala-pívot o entre los mismos exteriores ante jugadores con cierto poderío.

La insistencia en la necesidad de ser competitivos durante los 40 minutos tiene en ese apartado defensivo su principal escollo.

Etiquetas