Deportes

SENDERISMO/CER

Ascenso a la cima del L’Estall en la zona aragonesa del Montsec

Excursión a la zona más oriental de la Ribagorza

Los excursionistas del CER, en la cima del Montsec de L’Estall.
Los excursionistas del CER, en la cima del Montsec de L’Estall.
S.E.

El pasado domingo, el Centro Excursionista Ribagorza organizó una excursión hasta la cima del Montsec de L’Estall, en el municipio de Viacamp y Litera, en la zona más oriental de la comarca de Ribagorza, ya en el linde entre las comunidades aragonesa y catalana. El Montsec está dividido en tres zonas, separadas por los ríos Noguera Ribagorzana y Noguera Pallaresa.

Los 24 participantes en la actividad salimos de Graus a las 7.30 horas y nos dirigimos en coche hasta Viacamp, donde abandonamos la carretera N-230 para tomar la pista que lleva al refugio de Montfalcó. Tras cinco kilómetros, aparcamos los vehículos en una explanada y a las 8.15 horas iniciamos nuestra excursión. Fuimos un rato por la pista principal y luego la dejamos por nuestra izquierda para tomar el PR-HU45.

Después de un tramo de sendero que transita por bosque de carrascas y bojes, salimos de nuevo a la pista principal y llegamos a L’Estall, un despoblado que llegó a tener 14 casas y hoy es pasto de las ruinas y las zarzas. En este lugar vivió Santiago Pena, ganador de un Premio Félix de Azara.

Después de ver las ruinas de la iglesia de Santa María, retornamos a la pista, que enseguida volvimos a abandonar por nuestra izquierda para tomar el PR-HU200, que nos iba a llevar a la cima de la sierra. Es un sendero ornitológico bien señalizado cuyo primer tramo transcurre por zona de balsas, juncos y algunos chopos. Dejamos a la izquierda las ruinas de la ermita de San Miguel e iniciamos una fuerte subida por terreno abierto y rocoso hasta alcanzar el Paso de San Miquel y la Faixana d’es Moros. Aquí, de repente, apareció ante nosotros buena parte de la cornisa pirenaica. Giramos a nuestra derecha y continuamos en paralelo a las enormes cortadas rocosas de la entrada meridional del congosto de Montrebei, con las azuladas aguas del pantano de Canelles debajo de nosotros. Después de pasar por la zona conocida como La Pileta, y tras una corta subida final, llegamos a la cima del Montsec de L’Estall, a 1331 m. de altitud.

En la cima, disfrutamos de las extraordinarias vistas del Pirineo en un día claro y luminoso. En un lugar protegido, descansamos para comer. Nos hicimos una foto de grupo en el vértice geodésico que señala el lugar de máxima altitud y buscamos una pista próxima que, ya en dirección oeste, en poco más de una hora nos llevó de nuevo al lugar del inicio de la excursión.

La distancia recorrida fue de 13,5 km, con un desnivel acumulado de 600 m.

Etiquetas