Deportes

Cicloturismo

Elorriaga y Cancellieri brillan en una Orbea Monegros de sobresaliente

La climatología respetó en gran parte la vigésima edición de la marcha BTT, con 8.000 bikers en Sariñena

Momento de la salida de los primeros bikers en Sariñena
Momento de la salida de los primeros bikers en Sariñena
Verónica Lacasa

El vasco Unai Elorriaga y la italiana Virginia Cancellieri fueron los primeros en cruzar la meta en la distancia maratón este sábado en una Maratón Orbea Monegros que ha resultado espectacular

Los dos años de espera han merecido la pena y la vigésima edición ha supuesto toda una fiesta del ciclismo, con 8.000 participantes en la línea de salida y muchas ganas de dar pedales por el desierto monegrino.

La climatología al final ha sido mejor de lo esperado, y salvo algún pequeño chaparrón, con granizo incluído pero muy breve, ha sido un día agradable. Solo el viento ha sido la nota en cierto modo negativa, pues ha endurecido mucho sobre todo el segundo tramo de la ruta, desde Peñalba a Sariñena.

A las 12 horas ha partido la ruta, como es habitual, con los seis mil participantes en la ruta larga, la maratón, de 118 kilómetros, y una hora y media después los de la media maratón, en la que el primero ha sido el local Rodrigo Casado.

Y la prueba edición a edición va siendo más rápida, con la irrupción de las bicicletas gravel, que permiten desarrollar mucha más velocidad. Esto ha permitido volar a la pareja formada por Unai Elorriaga e Iván Santurde, que se han ido por delante y han conseguido llegar juntos a meta en un fantástico crono de tres horas, 46 minutos y 40 segundos. Finalmente Elorriaga cruzó primero por delante de Santurde, que ganó la última edición, en 2019.

A partir de ahí el clásico goteo de bikers, con mucha alegría por volver a participar y por terminar. Quinto, y primer aragonés, fue el biker de Riglos Gabriel Torralba, el primero que no llevaba bicicleta gravel. Y la primera chica ha sido la italiana del equipo Orbea Factory Virginia Cancellieri.

Poco después de la llegada de la transalpina sí que llovió en la capital monegrina, pero está claro que la climatología ha sido mucho más benévola de lo esperado en esta vigésima edición, un 'recomienzo' con todas las ganas del mundo.

Etiquetas