Deportes

ciclismo

Castrillo, quinto tras la segunda etapa

La Vuelta al Bidasoa finaliza hoy con una etapa corta pero dura

Jaime Castrillo mantiene sus opciones.
Jaime Castrillo mantiene sus opciones.
Oskar Matxin Edesa

La Vuelta al Bidasoa disputó ayer su segunda etapa, entre Hendaia y Hondarribia, con casi 120 kilómetros y dos puertos de montaña, el más duro, Jaizkibel, de primera categoría a menos de diez kilómetros del final.

Y el británico Harrison Wood, del equipo francés Aix en Provence, se hizo con la victoria de etapa en solitario, con una ventaja de catorce segundos sobre un grupo de 22 ciclistas donde estaban varios de los favoritos a la victoria final.

El jaqués Pablo Castrillo, del equipo navarro Lizarte, llegó justo después de este grupo, en el puesto 24 a 21 segundos del ganador de la etapa.

De este modo, después de dos etapas la general está encabezada por Alejandro Franco, del equipo Gomur, ganador de la primera etapa el jueves, y ahora Wood es segundo de la clasificación a solo dos segundos.

Tercero es Balderstone, del Caja Rural Alea, y cuarto Fernando Tercero, del Eolo Kometa. Castrillo ha caído de la segunda posición a la quinta, ahora a 14 segundos de Franco. En todo caso, las diferencias son muy cortas y puede suceder de todo.

Y más con la tercera y última etapa, que se disputa hoy con salida y meta en Irún y 77,3 kilómetros de recorrido. Es una etapa más bien corta, pero será muy nerviosa y sobre todo muy dura porque no da ni un respiro. Hasta cinco puertos tendrán que subir los ciclistas, tres de ellos de primera categoría: Aritxulegi, Agina y Erlaitz, este último un poco lejos de meta, a poco menos de veinte kilómetros. Además se subirá un segunda y un tercera. Un perfil ideal para el ciclista jaqués.

Etiquetas