Deportes

MONTAÑISMO

Aventura en la Llena del Bozo

La sección Travesías Pirenaicas, de Peña Guara, subió al primero de los picos del cordal del Aspe

El grupo, en la cima de La Llena del Bozo.
El grupo, en la cima de La Llena del Bozo.
PEÑA GUARA

HUESCA.- La Llena del Bozo es el primero de los picos del cordal del Aspe, junto con su hermano la Llena de la Garganta. Este pico situado entre los valles de Candanchú y Aisa, ofrece a los montañeros aventuras por todas sus vertientes. Nosotros en está ocasión vamos a acometerlo por el Valle de Rigüelo desde Aisa.

Está montaña en verano es bastante más asequible que en invierno, solo tiene un par de pasos de trepadas de poca dificultad, pero en invierno o con nieve se convierte en un mundo lleno de espectaculares corredores de gran inclinación.

Así pues, una vez pasada la población de Aisa, en el aparcamiento de Napazal, dejamos el autobús, y nos disponemos a acometer la aventura de hoy, la Llena del Bozo de 2560 metros de altura.

Al principio hay una pista muy empinada que poco después de cruzar el barranco de Igüer en el valle de Rigüelo, nos deja en una senda que lleva la misma dirección del pico Aspe, y así proseguimos por ella hasta un cruce que divide el camino entre el cono del Aspe y nuestro pico de hoy.

A la izquierda, seguimos hasta el fondo del valle, hasta meternos en una gruesa canal de nieve con gran inclinación por donde ascendemos al paso de Napazal. Una vez en ese punto nos colocamos los crampones y el piolet para acometer la inclinada canal de nieve.

La nieve está húmeda y sin transformar así que nos hace ir con precaución ya que lleva una capita encima de hielo que se quiebra cuando nosotros pisamos. Una vez superada la canal y después de agruparnos nos dirigimos hacia el collado de Wallón (2355m) dónde nos reagrupamos de nuevo, porque se ha puesto una niebla y un viento que nos hace abrigarnos.

Desde el collado, sin mucha visibilidad, nos dirigimos hacia un estrecho corredor que ascendemos con mucha precaución, y colocando una línea de vida nos deposita en una pared con un patio de los que no son aptos para gente con vértigo. Colocamos otra línea de vida de manera horizontal para evitar la caída de ningún componente del grupo.

Imagen de la ascensión a la Llena del Bozo.
Imagen de la ascensión a la Llena del Bozo.
PEÑA GUARA

Después de pasar las mayores dificultades del día a nivel técnico, ya solo nos queda ascender la arista cimera, que nos dejara poco después en la cima codiciada de la Llena del Bozo.

Algunos en los navegadores GPS ven que hemos superado la barrera de los 1000 metros de desnivel, nos dicen que llevamos unos 1.300 metros positivos. Después de un breve descanso, el tiempo aquí en la cima no es nada bueno para estar mucho rato, así que nos ponemos en marcha, para el descenso por la misma huella que hemos trazado en el ascenso.

Hemos disfrutado del deporte que nos apasiona con una aventura que nos dejará en el recuerdo otro día de montaña de este grupo que se llama... Travesías Pirenaicas del club Peña Guara, la montaña y ese universo que siempre parece traernos lo que necesitamos nos ha dado permiso hoy para ascenderlo... gracias Llena del Bozo...

Etiquetas