Deportes

CICLISMO / GIRO DE ITALIA

Jorge Arcas se saca el “carnet de ciclista” con las tres grandes

El serrablés finalizó este domingo su primer Giro, que le deja un buen sabor de boca sobre todo por su tercer puesto en la etapa con final en Nápoles

Arcas tira de la fuga en la octava etapa, la que le permitió rozar la victoria.
Arcas tira de la fuga en la octava etapa, la que le permitió rozar la victoria.
Movistar Team

El ciclista serrablés del equipo Movistar Jorge Arcas finalizó este domingo su primer Giro de Italia, una carrera muy dura que ha completado con nota, ayudando en todo lo posible a sus jefes de filas y logrando un tercer puesto en una etapa que le deja un gran sabor de boca.

Además, terminar la ronda transalpina supone que el serrablés ha terminado las tres grandes vueltas: Giro de Italia, Vuelta a España y Tour de Francia, algo que no hacía un ciclista profesional aragonés desde Fernando Escartín.

Arcas se mostraba feliz por haber terminado la carrera. “Me faltaba hacer el Giro y solo el hecho de poder participar ya me motivaba mucho. Estoy contento y ya puedo decir que he hecho las tres”. Y sobre la carrera, destacaba la dureza de la última semana. “La Vuelta y el Tour también son duros, pero creo que en este Giro la última semana, con las etapas en los Alpes, han sido muy duras y han hecho mucha mella en el pelotón”.

Como decimos, le tocó esa labor oscura, de cara al exterior, de gregario. “Es lo que mejor se me da y para lo que voy a las grandes carreras. Se trataba de estar siempre cerca de Alejandro Valverde y que no le faltara de nada, y luego, si se podía, aprovechar las oportunidades. Al final Alejandro no ha tenido su mejor carrera pero el ciclismo no es matemático”.

Un día de gloria

Y dentro de ese aprovechar las oportunidades, el sábado 14 de mayo, en la octava etapa, con salida y meta en Nápoles, tuvo su gran día. Se metió en la fuga del día, y a partir de ahí en el corte bueno, junto a cuatro compañeros. Al final se jugaron el triunfo al esprint y fue tercero, muy cerca de la victoria. “Ese tercer puesto fue algo muy bonito. Pude meterme en la escapada y disputar y creo que ha sido el día más importante de mi trayectoria, al menos hasta ahora”.

Arcas recordaba cómo fueron las cosas en Nápoles. “Era una etapa donde podía llegar la fuga y yo estaba atento para meterme. En un repecho nos fuimos más de veinte ciclistas y de muchos equipos distintos, así que tenía buena pinta para llegar. Eso sí, mirara donde mirara veía un ciclista mejor que el anterior: Van de Poel, Girmay, Guillaume Martin, Ulissi... Van der Poel lanzó un ataque muy pronto, llegamos a cogerle y pensé en anticiparme al siguiente movimiento y salir. No fui el único que lo pensó y sobre todo De Gendt tiró y nos fuimos cinco. Luego se quedó uno y los otros cuatro nos pusimos de acuerdo para relevar rápido porque sabíamos que detrás iba gente muy buena”.

Conseguido ese hueco sobre sus compañeros de fuga, tocó jugarse la victoria. “Me quedará la duda de si debí arrancar en un repecho que había un poco antes de la meta. Al final esperé y entre los dos Lotto lo hicieron muy bien. Yo lo hice lo mejor posible y al final fui tercero. No gané, pero el hecho de disputar una etapa de una gran vuelta para mi es algo muy importante. Es la confirmación de que el trabajo está bien hecho y la esperanza de que en el futuro puede llegar esa victoria”.

Con las tres grandes se puede decir que se ha sacado el “carnet” de ciclista. “Es algo importante hacer las tres, porque son las carreras con más repercusión y las que todos marcamos en el calendario. Y además en el último Giro de Valverde. Estoy contento por haberlo terminado y toca seguir trabajando duro”.

Ahora descansará unos días y aprovechará para estar con su familia, sobre todo con su hijo, que todavía tiene apenas unos meses. “Necesito descansar física y mentalmente porque ha sido un mes intenso y tengo ganas de estar con el peque. Luego llegará la segunda parte de la temporada y el Campeonato de España, que es una carrera importante para el equipo. Mas allá ya veremos cómo va el calendario”.

El susto de Samitier

En Italia también le tocó vivir un buen susto en la séptima etapa. El otro altoaragonés del equipo, su compañero y amigo Sergio Samitier, sufrió una caída, con golpe en la cabeza incluido, que le obligó a abandonar. “Aquel día los dos estábamos pensando en meternos en la fuga. Yo iba por delante en el pelotón y pasamos una curva difícil, con gravilla, y además muy rápido. Ya vi que era un punto complicado y Sergio, que iba un poco más atrás en el pelotón, se cayó. Cuando me lo dijeron me dejé caer atrás para hablar con el director, porque Sergio sobre todo es mi amigo. Menos mal que no fue grave y lo mejor es que ha podido volver a competir pronto. Fue una pena porque se había preparado muy bien el Giro, pero ya ha vuelto a correr”.

Disfrutando la “última bala”

Y este Giro, como varias carreras durante este año, ha tenido la gran oportunidad de correr junto a una institución del ciclismo como Alejandro Valverde, el ‘Bala’, en su último año en activo. “Es una suerte coincidir con él, y más si compartes habitación como me ocurre a mí. No se me va a olvidar nunca ese privilegio de coincidir con él y compartir muchas horas, en carrera y fuera. Se aprende una brutalidad y desde luego que lo voy a echar mucho de menos. Va a acabar además al máximo nivel y como digo es un privilegio compartir con él carreras”. 

Etiquetas