Deportes

BALONMANO/ASOBAL

El oscense Jorge Broto, feliz con su experiencia en Ibiza

El portero ha ofrecido un buen “rendimiento” y ha renovado para la próxima temporada con el equipo

Jorge Broto, en un encuentro de esta temporada con el Ibiza.
Jorge Broto, en un encuentro de esta temporada con el Ibiza.
Pedro Riega Compadre.

El portero oscense Jorge Broto ha vivido una satisfactoria temporada en el Ibiza de División de Honor Plata, donde continuará la temporada que viene.

Ha sido para él un año de experiencia, aprendizaje y mejoría, después de salir del Balonmano Huesca en el que se ha formado durante muchas temporadas.

Broto cuenta que en Ibiza se encontraba por primera vez “fuera de casa” y con la obligación de “ganarse cada minuto” y la confianza del entrenador y los compañeros, con un portero veterano en la ciudad y que había hecho una excelente pasada temporada, Juan Gamallo.

Pero ha conseguido hacerse su espacio y ha acabado compartiendo la portería “en equidad”, después de trabajar bien.

Broto señala que ha dado “rendimiento” y que está contento por la oportunidad que se le dio y por la confianza que le confirman ahora con la renovación.

Además, ha sido una temporada “bonita” para el equipo, pues después de algunas dificultades iniciales, el Ibiza consiguió meterse en el grupo por el ascenso in extremis y después ha “competido hasta el final” y mantenido “la esperanza viva” de poder optar a la promoción, algo que ha supuesto una motivación y no verse sin objetivos antes de tiempo. Al final, el equipo acabó sexto en una muy buena posición en su segunda temporada en la categoría.

En Ibiza Broto ha encontrado un equipo joven con gente “con ganas de crecer” y un club que quiere “subir peldaños” en el balonmano y soñar.

Comenta que en Ibiza ha notado una diferencia de estructura de club respecto a Huesca, pues el club isleño es casi un recién llegado a la segunda categoría y comenta que se nota que faltan algunos recursos, como por ejemplo en la atención de fisioterapuetas o del médico, aunque valora el esfuerzo del club por ir progresando y señala que los jugadores que llegan de clubes más fuertes también tratan de aportar su visión para mejorar.

Broto cuenta que los primeros meses en Ibiza le costó un poco y que fue cuando empezó a trabajar como enfermero por las mañana, compatibilizándolo con el balonmano, cuando ya sin tiempo para darle vueltas a las cosas, se liberó y ya “con el piloto automático” fueron saliendo las cosas.

Señala que el equipo en general ha ido para arriba y que en la portería los dos han dado buen rendimiento y se la han repartido de forma pareja.

Broto ha acabado la temporada “contento con mi nivel y el rendimiento”. Y de cara a la próxima temporada espera que el equipo aproveche el trabajo acumulado y una importante continuidad en la plantilla, aunque salen un par e jugadores importantes en la defensa.

Además, destaca que la lucha por el ascenso va a ser muy dura, con equipos fuertes como los descendidos Nava y Antequera y otros como Puerto Sagunto, Alicante. Y señala que en el formato de dos fases, es importante “estar bien en el tramo que debes estarlo”.

Estar a gusto

Broto no piensa en su futuro a largo plazo porque ve todo muy “volátil”, pero destaca que quiere estar en “un sitio que esté a gusto” y en Ibiza lo ha estado y ve un muy buen grupo.

Además, le facilita la posibilidad de trabajar por la mañana como enfermero y entrenar por la tarde, algo que resulta interesante para el jugador.

Al Bada lo sigue de cerca y señala que este año se van jugadores que han sido “determinantes en el equipo y en la liga”, como Sergio Pérez, Asier Nieto, Marcelo o Joao Pinto y comenta que “hay que ver como lo compensan” pero confía en que se mantengan en lo alto.

El jugador está pasando ahora unos días de vacaciones en Huesca.

Etiquetas