Deportes

fútbol/tercera división

El Barbastro, con ambición a por la próxima temporada

El club rojiblanco celebró su asamblea de socios ordinaria y extraordinaria

Isaac Álvarez, Rafel Torres, Kike Rausell y Julio Salinas, durante la asamblea.
Isaac Álvarez, Rafel Torres, Kike Rausell y Julio Salinas, durante la asamblea.
Á. H.

Las aspiraciones de la U.D. Barbastro se centran en el ascenso de categoría, vía directa o playoffs “con el fin de cumplir el objetivo general” según informó Rafael Torres, presidente de la directiva, en la asamblea general ordinaria y la extraordinaria con asistencia de Pablo Bravo, presidente del Grupo AB energía, que avala el proyecto. La presencia de numerosos socios refleja el interés que despierta el proyecto deportivo con Josete de primer entrenador y Javier Irigoyen de segundo entre el cuerpo técnico que incluye preparador físico, fisio, asistente y la incorporación de Mario Franco como preparador de porteros.

En la estructura se incluyen UD Barbastro Somontano con plantilla de jugadores Sub-23 para competir en 2ª Regional con el objetivo del ascenso de categoría y la AD Barbastro Base con censo estimado de 225 niños y niñas. Se vinculan Julio Salinas como asesor después de seis temporadas en el Villarreal, y Kike Rausell, coordinador, que regresa al Barbastro después de diez temporadas. Además, la UD Barbastro tutelará el XXIV Campus Joaquín Torres que comenzará el lunes con 160 jugadores inscritos.

El presupuesto para la temporada 2022-23 será de 190.000 € “ambicioso y equilibrado” en su mayor parte para costos de plantilla (171.000 €) en la que ha habido una renovación amplia con siete fichajes, Azarkan (Coria), Rausell y Salas (Monzón), Matias (Brea), Gasca y Val (Huesca B), Marquina (Peña Ferranca), hay gestiones “encaminadas” para nuevas incorporaciones; además, las renovaciones de Arnedillo, Carbonell, Perso, Solana, Conte y Elbaile.

La plantilla será de 18-19 jugadores y comenzará los entrenamientos el 1 de agosto en el campo de césped artificial porque el de césped natural “está impracticable, no lo pisaremos en toda la temporada” señaló Torres con rotundidad, reiterada por Pablo Bravo. En este sentido, fueron contundentes porque “el proyecto ambicioso que tenemos en el doble aspecto deportivo y económico contrasta con la falta de instalaciones municipales adecuadas. Las noticias que tenemos no son buenas y hemos buscado otras opciones”.

El denominado Plan B plantea jugar en el campo de césped artificial si es que, al final, se realiza el proyecto de renovación pendiente hace más de un año y también, jugar partidos “de casa fuera de casa”, se contemplan Monzón, Estadilla y Binéfar. Por otra parte, en el campo de césped artificial podrían jugar hasta 16 equipos de varias categorías con “uso excesivo” y no se descarta que la pretemporada se realice fuera de casa. “Todo menos en el de césped natural” garantizó Torres.

La campaña de captación de socios se iniciará sobre la base de 443 socios de la temporada pasada y se respetarán los precios vigentes. En las novedades destacan la adecuación de espacios, aunque la sede se centraliza en Paseo del Coso. En el transcurso de la temporada pasada se ha continuado el proyecto de transformación en S.A.D. y en la asamblea extraordinaria se aprobó la modificación de estatutos. La estructura de la entidad queda con Rafael Torres (Presidente), Xavi Gomez (Secretario), Isaac Álvarez y Javier Castillo (tesorero y asistente), Javier Franco (delegado Fútbol Base), Julio Salinas (asesor), Kike Rausell (coordinador), Rafita Piñeiro (ayudante), Guillermo Revilla (redes sociales, patrocinios), Virginia Fernández (marketing), Manolo Juárez (desplazamientos), Javier Irigoyen (secretaria técnica), Felipe Viñuales y Antonio Román (material y ropa), Luis Molina (utillero), Cosme Arcas (delegado) Javier Franco y Javier Viñuales (representantes futbol base).

Etiquetas