Deportes

MONTAÑISMO

El potencial del alpinismo aragonés llega a los Alpes

Los jóvenes montañeros del Grupo de Tecnificación de Alpinismo de Aragón (GTAA) ascendieron el pico de La Meije en su primera actividad internacional

Componentes del GTAA en la cima de La Meije.
Componentes del GTAA en la cima de La Meije.
GTAA

El Grupo de Tecnificación de Alpinismo de Aragón (GTAA) 2022-24 realizó durante la segunda semana de julio su primera actividad internacional, en el Parque Nacional de los Écrins, en los Alpes franceses. Los jóvenes del equipo pudieron completar su formación y demostrar su capacidad con un intenso programa de recorridos por encima de los tres mil metros, que tuvo como eje el ascenso al pico La Meije (3.988m) y la ruta de las Aristas, un recorrido de hasta 22 horas por las más altas cumbres de Europa occidental.

El GTAA tiene como objetivo formar deportistas para llegar a formar parte del Equipo Nacional de Alpinismo y promover un deporte que Aragón tiene algunos de los mejores representantes. Cada tres años, se abre una convocatoria entre los jóvenes federados en clubes de montaña aragoneses y con experiencia en las distintas especialidades del alpinismo (escalada, esquí de montaña y escalada en hielo) que lo deseen, para participar en actividades conjuntas y mejorar técnicamente. La expedición a los Écrins fue la primera que reunió fuera de España a los componentes de la promoción seleccionada el pasado mes de enero.

Ángela Altaba, Mikel Etxeberria, Elisabeth Martínez, Verónica Morales, Jorge Oliván e Isaac Peláez fueron las promesas del alpinismo que participaron en esta actividad, dirigidos por el técnico deportivo Alejandro Bada y el segundo técnico, Andrés Falo. El escenario de esta primera expedición fue el Parque Nacional de los Écrins, en los los Alpes del Delfinado, un territorio que reúne más de cien cumbres que superan los 3.000 metros de altitud y una cuarentena de glaciares.

Los integrantes del equipo pudieron así completar su formación practicando maniobras de encordamiento, progresión en hielo y rescate en grietas. También prepararon el objetivo principal escalando la aguja Dibona (3.131 m), donde realizaron distintas vías con tramos de dificultad de séptimo grado.

El viernes 15, el GTAA abordó su principal objetivo con el acenso al pico La Meije, para continuar con la ruta de las Aristas y el descenso a la población de La Grave. Dos cordadas del equipo realizaron la ascensión por la vía normal, en un recorrido total de 15 horas, y otras dos por la vía Pierre Allain, que les supuso 22 horas de tiempo.

La subida a La Meije por la vía normal es una de las rutas más clásicas del alpinismo, abierta en 1877, con famosos pasos de escalada de nivel III, atravesando el glaciar Carré, por un terreno muy variable y que exige una rápida progresión. La alternativa Pierre Allain remonta el glaciar de Étançons y sus cascadas.

El director del Grupo de Tecnificación de Alpinismo de Aragón, Alejandro Bada, ha destacado el excelente nivel mostrado por todos los miembros en una misión “que les ha puesto a prueba y muestra su gran potencial para abordar expediciones en cualquier cordillera”.

Etiquetas