Deportes

DEPORTES DE HIELO

Enrique Ascaso, periplo internacional y curling

El joven serrablés compagina el deporte con los estudios en Canadá y en Escocia

Enrique Ascaso ha jugado la última temporada con el equipo de la Universidad de Trent, en Canadá.
Enrique Ascaso ha jugado la última temporada con el equipo de la Universidad de Trent, en Canadá.
S. E.

El joven serrablés Enrique Ascaso estudia en Escocia Relaciones Internacionales con Economía y practica el curling, que se ha convertido en una de sus pasiones. “El próximo curso estudiaré cuarto de carrera, mi último año, y mi intención es tratar de compaginar los estudios con el curling allí en Escocia, y poder jugar aquí con el Club Hielo del Pirineo, de Jaca. Y junto a mis compañeros intentar preparar campeonatos , como la Liga Nacional, y poder participar en una Universiada el año que viene, si la Federación nos proporciona los fondos y la ayuda para ello”, dice.

Ascaso explica que este es un deporte “que está en desarrollo, hay mucha gente y muy buena aquí en España, y seguro que intentaran conseguir plaza para estar en la Universiada”.

El año pasado tuvo la oportunidad de jugar el Campeonato de España en el equipo Bal d’Aran, “y fue una experiencia impresionante. En un campeonato nacional juegas contra equipos que han jugado en europeos, contra jugadores que tienen medallas de mundiales y es una experiencia que me dejó marcado y con ganas de seguir progresando en el curling”. Dice que es un deporte interesante y que, “aunque no lo parezca, tiene un esfuerzo físico muy notable”.

Este último año ha estado estudiando en Canadá, en la universidad de Trent, “y allí este deporte está mucho más desarrollado que en Europa. Me decidí a intentar pasar las pruebas de acceso para este deporte en la universidad, las pasé, y fui muy afortunado. El número de jugadores que lo practican es mucho mayor allí. Estábamos unos 10 jugadores y cortaron a 6, yo estuve entre los 4 que cogieron”. Y este año, Enrique Ascaso ha tenido la suerte “de tener dos entrenadores que me han ayudado a desarrollarme como jugador, a corregir mis fallos y las manías que había desarrollado, a progresar enormemente y a desarrollar un nivel de conocimiento de juego que ni en mis mejores sueños había podido soñar”. Comenta que en la temporada de este año jugó un torneo universitario con equipos “de un nivel muy alto. Obtuvimos unos resultados muy buenos. Peleamos hasta el final para meternos en las rondas eliminatorias, pero como estábamos jugando con equipos muy competitivos no tuvimos la suerte de pasar”.

Ahora está en Sabiñánigo de vacaciones, pero ya está pensando en el próximo curso en Escocia, con estudio y curling.

Etiquetas