Deportes

montañismo

El CP Mayencos, por la fachada sur del macizo de Collarada

Un grupo de 16 montañistas visitaron varias de sus cotas el pasado fin de semana

El CP Mayencos en la cima del Collaradeta
El CP Mayencos en la cima del Collaradeta.
Chema Tapia

El pasado sábado, la Sección de Montaña del CP Mayencos de Jaca, vivió otra gran jornada de alta montaña visitando varias de las cotas de la fachada sur del macizo de Collarada. Una salida organizada como intercambio y convivencia con el Club Excursionista Ribagorza (CER) de Graus, club que aportó 4 miembros a los 12 del club jacetano.

La ruta daba comienzo en el cubilar de la Espata, donde se abría la circular subiendo por el barranco de Bozuelo hasta las proximidades del collado de Marañán, donde el grupo se dirigía hacia el primer objetivo del día, la Somola Baja (2568 msnm), desde donde se tenían unas magníficas vistas sobre el barranco que se abre entre este macizo y la sierra de la Partacua. Con el segundo objetivo a la vista, la Somola Alta (2685 msnm), se tenía que descender por terreno pedregoso hasta un pequeño collado, desde donde se acometía el ascenso a esta cota, por una sucesión de chimeneas en la misma arista, con pasos algo comprometidos.

Tras disfrutar de unas extraordinarias vistas sobre el entorno, se descendía por un corto, pero delicado corredor, y ya por terreno más llano, el grupo se dirigía hacia la Peña Nevera (2715 msnm), una elegante pala escorada hacia el norte, sobre la misma cuenca de Ip. Había que echar manos, de nuevo, para descabalgar de esta tercera cota, y dirigirnos, seguidamente hacia el conjunto Collaradeta-el Fraile (2702 msnm), ascendiendo primeramente a este último, que también se asoma hacia el norte. Se descendía a un collado para continuar la ruta con el ascenso a Collaradeta que, con sus 2724 msnm sería el techo de la jornada, con la vista puesta en la reina del lugar, Collarada, a la que finalmente no se ascendería.

El descenso se haría por la ruta normal, para proseguir por el paso de l’Abeté y dar a la pista de la Trapa unos metros por encima del punto de arranque donde se llegaba después de casi diez horas y media, tras haber recorrido 10,8 km, y haber salvado un desnivel acumulado en torno a los 1380 m D+/-, dando así por concluida una espectacular jornada de alta montaña.

Etiquetas