Deportes

balonmano

BM. Huesca, ante el gran reto de la liga profesional

El club celebró su asamblea y presentó unas cuentas saneadas. El presidente advierte de que el futuro presenta cambios importantes 

Udina, Giné y Montorio, durante la asamblea celebrada este jueves.
Udina, Giné y Montorio, durante la asamblea celebrada este jueves.
Pablo Segura

El Balonmano Huesca ha celebrado este jueves su asamblea anual de socios, una cita que ha discurrido con total normalidad y en la que se aprobaron por unanimidad todos los puntos en el orden del día, aunque también hay que decir que la asistencia de socios fue más que escasa.

Por parte de la directiva presidieron la convocatoria el secretario, Fernando Udina, el tesorero, Jesús Montorio, y el presidente, Pachi Giné, que ha abierto la asamblea con su informe, en el que se ha centrado en el futuro que se presenta ahora que la liga Asobal pasa a ser profesional.

Una implicación mayor de toda la ciudad

“El primer año postpandemia ha sido difícil, porque en dos años perdimos mucho. Ahora empezamos este y el reto es la Liga Profesional, lo que va a canalizar más energías del club. Es un tema complicado, y supone también llegar a un punto en el que Huesca va a tener que manifestar si quiere balonmano o no”.

Y ha continuado, “llevamos once temporadas en Asobal y empezamos la doce, y nuestro patrón ha sido siempre un presupuesto bajo, de la mitad para abajo, y un rendimiento de la mitad para arriba. Y ha sido gracias al trabajo de todos como club, en la parte directiva de una manera amateur y altruista. Ahora nos encontramos la liga profesional, con un presupuesto mínimo, al que quizá sea difícil llegar, y otras exigencias como cuentas auditadas, instalaciones... Antes se podía jugar por mérito deportivo, pero ahora también va a importar el económico y esto altera nuestro modelo de gestión”.

Ante eso, Giné ha recordado que ya han hecho cambios, como la figura de Néstor Oliva como gerente, para adelantarse a la siguiente temporada, en la que el cambio será ya del todo. “Es el mayor reto. Hasta ahora era un reto sobre todo deportivo, pero ahora va a ser también económico, y eso supone que, de alguna manera, la gente, las instituciones, Huesca en definitiva, tiene que ver si quiere balonmano, porque van a tener que cambiar cosas”.

En este sentido, el presidente ha anunciado que la idea es que el club se convierta a final de esta campaña en Sociedad Anónima Deportiva (SAD). Y de cara a este año, una de las novedades es que todos los partidos serán ofrecidos en televisión, algo que es positivo pero que supone un gasto añadido al tener que montar y desmontar la pista azul para cada encuentro. “El futuro no será mejor o peor, será futuro o no será futuro”, sentenciaba el presidente.

Ligero superavit para amortizar deuda

Y ya metidos en harina económica, con todas las cifras en los cuadros que adjuntan esta información, primero se aprobaron las cuentas del año pasado, que se incrementaron con respecto a lo presupuestado inicialmente sobre todo debido a la subvención del CSD, que ayudó a equilibrar las cosas y amortizar deuda. Finalmente las cuentas arrojan un pequeño superavit, de casi dos mil euros, pero que se van para amortizar la deuda del club, que viene desde la pandemia, que se acerca a los 38.500 euros y que se tiene únicamente con entidades bancarias, ni con proveedores ni con jugadores o técnicos.

En cuanto a la propuesta para esta campaña, se enumeraron los nuevos precios de abonos y entradas, de los que ya se habló en la presentación de la campaña de socios, que básicamente suponen cinco euros de incremento para los abonos y mismo precio en las entradas, además del Día de Ayuda al Club.

La directiva también ha solicitado permiso para pedir créditos, y sobre las cuentas, Montorio ha explicado que “suponen un incremento del cinco por ciento con respecto al presupuesto del año pasado, el planificado inicialmente (de unos 785.000 euros), pero que al final son un 7,5 por ciento menos que las cuentas finales que dejó la temporada pasada (los 889.721 euros de gastos)”.

Montorio ha recordado que las cuentas son de todas las secciones del club, no solo del primer equipo.

Ilusión en lo deportivo

Y por último el presidente ha hablado sobre cómo se presenta la temporada, en lo deportivo y en todos los aspectos. “Tenemos muchos jugadores nuevos y somos un equipo que juega mucho colectivo, en equipo. Nos ha ido bien y vamos a seguir igual. Hace falta rodarse más, y por eso se han jugado más amistosos. Los fichajes son buenos y vamos a ser competitivos. Quizá cueste un poco más arrancar, pero si nos respetan las lesiones, disfrutaremos”. Y también ha querido dejar claro que la plantilla es una de las más baratas de la categoría.

Y ha vuelto a incidir en la profesionalización. “Ahora las circunstancias económicas van a ser otras. Somos clubes de amigos, que han hecho siempre las cosas de una manera, pero con la profesionalización esto se pone serio y cambian las cosas. Debemos ser estrictos y como digo el componente económico va a ser determinante. Ojalá tengamos más apoyo, algo que nos daría seguridad para todo lo demás”.

Etiquetas