Deportes

COSAS DE CASA

Dos estrellas del balón brillan en la SD Huesca

Las hermanas Andrea y Beatriz Campoy Sanz se complementan perfectamente en el campo

Andrea y Beatriz Campoy Sanz.
Andrea y Beatriz Campoy Sanz.
S.E.

Andrea y Beatriz Campoy Sanz aprovecharon su infancia en Sena para divertirse y entrenar, mostrando que no sólo son grandes hermanas, sino también que se complementan perfectamente acompañadas de un balón.

Son muchos los jóvenes que como Andrea y Beatriz, compaginan los estudios con algún deporte, lo que les lleva a tener que madrugar los fines de semana, sacrificar horas de sueño para poder entrenar y a la vez realizar los deberes escolares, estudiar para los exámenes e intentar sacar las mejores notas posibles. Todo por la pasión por un deporte que les aporta valores como el sacrificio, el esfuerzo, la constancia, el compromiso por el grupo, la superación personal...

Pero no solo los deportistas se sacrifican para realizar esta actividad, también lo hacen los padres. Aquellos que dedican su tiempo libre y sus horas de descanso a llevar y traer de los entrenamientos, acompañar a todas las competiciones, a ver todas las actuaciones o partidos, y en ningún momento dejar de dar palabras de ánimo y de apoyo incondicional. “Ellos siempre han estado muy orgullosos y nos han apoyado en todos los proyectos que nos proponemos desde el minuto uno. Además, les encanta el deporte a ambas y disfrutan siguiendo nuestras trayectorias. Aunque la mayor satisfacción de nosotras, dicen que es las personas en las que nos estamos convirtiendo y los valores que proyectamos en nuestro día a día”, confiesan las hermanas Campoy.

La realidad es que ambas rebosan fútbol por los cuatro costados. Su pasión por el deporte rey y sus cualidades les han llevado esta temporada a participar con la selección S.D. Huesca fútbol 11. Andrea empezó con 7 años en el equipo de su pueblo, “eran equipos mixtos de futbito, después continué con el fútbol sala en Sariñena tanto en equipos de chicas como de chicos y más adelante me llamaron desde la selección Aragonesa Sub-16 de fútbol sala”. “Después, pasé a jugar a fútbol 11 en la U.D. Fraga y actualmente juego en la S.D. Huesca a fútbol 11. Llevo 16 años practicando fútbol sala y once de manera federativa”, explica Andrea sobre su trayectoria deportiva.

Bea comenzó a jugar a fútbol sala a los 9 años en Sariñena en un equipo femenino y tras 2 años, probó el fútbol 7 en la U.D. Fraga; al ir pasando por varias categorías llegó a jugar a fútbol 11 en ese mismo club y ahora, “jugamos las 2 a fútbol 11 en la S.D. Huesca femenino porque nos llamó la entrenadora del primer equipo, Verónica Rodríguez”.

Para ellas, el fútbol les trasmite un mundo de sensaciones, “mucha emoción, dedicación, esfuerzo y trabajo constante para conseguir los objetivos que nos proponemos. Lo mejor es la alegría que sentimos al alcanzar nuestras metas a nivel futbolístico”, porque, “los partidos son los momentos en los que se plasma en el campo todo lo trabajado durante las semanas y meses de preparación”.

A nivel deportivo, a las dos les gustan varios tipos de deportes, “somos muy activas, pero si tuviéramos que decantarnos por uno, sería por el fútbol”, Bea más por el fútbol 11 y Andrea tanto 11 como sala. Cuando les preguntamos por el mejor partido que han tenido, responde sin dudar, “el partido en el que más disfruté fue cuando jugaba al fútbol sala, en liga Aragonesa, ese partido en concreto lo jugábamos la escuela de futsal de Sariñena contra un equipo de Graus, lo recuerdo como un encuentro muy disputado en el que conseguí marcar 5 goles remontando hasta en 4 ocasiones el resultado adverso, el partido finalizó con un resultado de 4-5 en el marcador a nuestro favor jugando fuera de casa”, rememora Andrea .

Para Bea su mejor partido fue disputando su primer derbi provincial, en el que se enfrentaban la S.D. Huesca femenino contra el Peñas Oscense; recuerda con mucha emoción su primer gol con el Huesca, “que conseguí marcarlo en el minuto 90 del partido dando la victoria a nuestro equipo con el resultado final de 3-2 y el marcador a nuestro favor. Una victoria importante porque continuaba la racha de un equipo de récord que se mantuvo durante más de 40 partidos ganando”.

En la actualidad, las dos juegan en la S.D. Huesca femenino en la categoría de primera territorial, “aunque somos equipo de Nacional, sin poder ascender porque la S.D. Huesca a fecha de hoy tiene otro equipo en dicha categoría. Y a día de hoy está apostando mucho por el fútbol femenino con su principal objetivo de cara a la próxima temporada, que es conseguir el ascenso de categoría de los 3 primeros equipos”, explican, exponiendo que “somos jugadoras muy polivalentes y Bea juega tanto en las posiciones de mediapunta como delantera. Y yo juego tanto de carrilera como de lateral”, señala Andrea.

Sobre su formación, Andrea, que tiene 22 años, tiene el grado superior de Actividades Físicas y Deportivas en el C.P.I.F.P Pirámide de Huesca y está terminando sus prácticas formativas del grado en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear en el Hospital Universitario San Jorge de Huesca. “También he seguido estudiando varios ciclos de la rama médico-deportiva como el ciclo de ‘Entrenamiento funcional para el embarazo y postparto’, hoy en día es muy importante estar concienciados de la salud y el bienestar vinculado al deporte en cualquier etapa de nuestras vidas”.

Beatriz tiene con 16 años, y ha finalizado este curso la E.S.O en el IES Monegros Gaspar Lax de Sariñena.  

Etiquetas