Deportes

backyard ultra

Benabarre acoge la primera prueba oficial de Aragón de ultrarresistencia

Comenzará el próximo sábado a las 9:00 horas y, por las características del evento, no se conoce cuándo terminará

Andrés Pociello, Germán Martínez e Ignacio Espot, en la presentación de la Backyard.
Andrés Pociello, Germán Martínez e Ignacio Espot, en la presentación de la Backyard.
P. M. L.

La Backyard Ultra World de Benabarre descuenta los días para dar el pistoletazo de salida a la que será la primera prueba oficial de esta modalidad deportiva en Aragón, estando reconocida por el estamento internacional. El evento de ultrarresistencia dará comienzo el próximo sábado 15 de junio a las 9:00 horas y, por su propia naturaleza, no se sabe con certeza cuando finalizará, pues dependerá de la valía de los 170 corredores inscritos.

La Backyard consiste en completar un circuito de 6.076 metros en menos de sesenta minutos y cada hora en punto hay que volver a dar una nueva salida. De este modo, la prueba dura tantas horas como los corredores aguanten en pie y termina cuando el último participante completa una vuelta más que el penúltimo. Si se cumplen las expectativas de los corredores, se convertirá en la prueba de ultradistancia más larga celebrada en Aragón. Y es que hay más de media docena de participantes cuya intención es hacer más de 200 kilómetros, que serían más de 30 horas de carrera.

En la presentación del evento, el diputado de Medio Ambiente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Ignacio Espot, ha declarado que "es un orgullo para la DPH presentar la primera edición de una prueba que aúna deporte, aventura, naturaleza y turismo", que llega a Huesca "para enriquecer la cantidad y calidad de acontecimientos deportivos de los que puede presumir la provincia". Además, deseó que la Backyard "se celebre con gran éxito" y espera "que tenga continuidad a lo largo de los próximos años".

También ha intervenido el concejal de Deportes de Benabarre, Andrés Pociello, que destacó la gran labor del Club Ciclista de Benabarre, "perfecto organizador de la prueba" y quien lanzó la propuesta el pasado mes de octubre. "Esperamos que el fin de semana sea de mucho colorido en Benabarre. Vendemos turismos, patrimonio y cultura, ya que el inicio y final de la prueba es el Parque de San Medardo, centro neurálgico de Benabarre", ha dicho Pociello.

Germán Martínez, del CC Benabarre y organizador de la Backyard, ha explicado a continuación las características técnicas de la prueba, que ha tenido una capacidad de convocatoria muy buena. De los 170 inscritos, aunque la mayor parte son de Aragón, habrá representación de 16 provincias españolas y 9 Comunidades Autónomas diferentes. Además de cantidad, el evento contará con calidad, con la presencia de cuatro corredores situados entre los quince mejores de España y con cinco campeones de otras Backyard oficiales.

El recorrido diurno consta de 5,5 kilómetros de pista ancha y 2,2 kilómetros de sendero, con un desnivel positivo de 125 metros. Por su parte, el nocturno es un circuito de ida y vuelta que discurre por pista ancha y sin senderos, para facilitar la carrera. Ambos recorridos se caracterizan por tener una superficie de tierra o graba natural.

La prueba, que será la penúltima clasificatoria para el Campeonato de España que se celebrará en Toledo, cuenta también con una amplia participación femenina, alrededor del 25 % de las inscripciones. Al final de la prueba se repartirán cinco trofeos, al mejor corredor local, la mejor corredora local, la mejor corredora absoluta, al ganador y al asistente (segundo clasificado).

Se trata de un evento de retos y superación, en el que más del 60 % de los inscritos han declarado que su intención es batir su distancia máxima recorrida en una prueba. Uno de los grandes favoritos a ganar la Backyard es José Manuel Ruiz Verdugo, quien más vueltas recorridas ostenta de los participantes, 48. Es decir, dos días enteros corriendo.

Por último, cabe destacar que la Backyard de Benabarre ha sido concebida como una carrera solidaria, en la que con la inscripción se han recogido cinco kilos de alimentos de cada participante para destinar a la Cruz Roja. Además cuenta con una andada solidaria para aquellos que no puedan participar y quieran conocer el recorrido de primera mano.