Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

Levitec Huesca mide su avance en la dura cancha del Melilla

Los peñistas, animados por las dos últimas victorias, buscan un partido consistente y regula

Levitec Huesca mide su avance en la dura cancha del Melilla
Levitec Huesca mide su avance en la dura cancha del Melilla
R.G.

HUESCA.- Levitec Huesca trata de conseguir ese viernes en Melilla su tercera victoria consecutiva, que le daría un margen de seguridad respecto a la zona de descenso. No lo tendrá fácil, pues se mide a un equipo local que ha ganado los últimos siete partidos que ha jugado en su feudo, lo que da muestra de la dificultad de la empresa.

Llega el equipo peñista animado por las dos últimas victorias, conseguidas contra los dos últimos clasificados y que le han dado oxígeno en la clasificación. El nivel de exigencia sube ahora, frente a un rival de zona de playoff y con una plantilla potente.

El Peñas trata de seguir creciendo en su juego y, sobre todo, de actuar con convicción y confianza. El equipo ha mantenido mayor regularidad en sus últimos encuentros y necesitará este viernes cuarenta minutos buenos para optar a la victoria.

Los de Guillermo Arenas llegan sin Fran Cárdenas, una baja sensible, porque es el jugador que pone el criterio en ataque y que dota de mayor sentido colectivo al juego del equipo. Y deberá compensarlo con pasos adelante en esa faceta de Alec Wintering y Olin Carter. Un equipo que hasta hace nada tenía a cuatro bases en plantilla, aunque Dani García estuviera lesionado, se ve ahora con sólo uno, Wintering, al que echará una mano Carter, aunque lo normal sería que no pasara mucho por el banquillo.

A Levitec Huesca le convendría tener este viernes una rotación más larga que en partidos anteriores. La semana pasada no participaron ni Andy Grytsak ni Diego de Blas y siete jugadores se antojan pocos para plantar cara a un rival con un bloque más extenso y, sobre todo, para llegar al final con cierta frescura.

En la pista se verá un duelo de ritmos, según pronosticó Guillermo Arenas. Los locales tratan de jugar con más pausa y ataques posicionales largos, mientras que el Peñas buscará controlar el rebote para poder jugar en transición y con un juego más vivo.

Melilla es un equipo con poderío físico en ataque, que va a resultar muy exigente con la agresividad de jugadores interiores como Hartwich, Bulic o Uclés y, sobre todo, con un Agada en el 2 que es un peligro constante, un jugador con muchos puntos en las manos. También tienen la capacidad de lanzamiento de Matulionis o Misters y en general, una rotación muy completa. Arenas recordaba que, pese a jugar a un ritmo pausado, es un equipo que supera los 75 puntos de media, lo que habla de su peligro.

Levitec deberá, por tanto, estar a una buena altura defensiva y, a partir de ahí, encontrar confianza y soluciones en el ataque. Contra Canoe hubo acierto, algo que hace que el equipo peñista sea capaz de imponerse a cualquiera.

Etiquetas