Baloncesto

BALONCESTO - LEB ORO

Dura derrota para un Levitec inofensivo

Apenas ha podido anotar (67-50)

Dura derrota para un Levitec inofensivo
Dura derrota para un Levitec inofensivo
.

HUESCA.- El Levitec Huesca ha sufrido una dura derrota en Girona (67-50), donde ha pagado sus enormes problemas para anotar y sus carencias atacantes ante un rival que, sin hacer mucho, le ha superado con claridad en casi todos los aspectos, incluida la intensidad. Mucho deberá mejorar el equipo peñista si quiere luchar por la salvación en lo que queda de temporada.

Comenzó anotando con facilidad el Girona, que ponía con rapidez un 5-0 al que respondían los oscenses metiéndose en el duelo. Ambos equipos optaban por el lanzamiento de tres como principal arma y el partido se movía entre tirones del equipo local a los que respondían los oscenses. Corvalán jugaba sus primeros minutos y ponía intensidad y ganas.

Pero tras un 13-12, Levitec perdía un par de balones y Girona le castigaba con dos canastas rápidas. Levitec decaía, concedía cerca de canasta ante un rival más agresivo con Rozitis y entrando a canasta con los exteriores y Girona tomaba su ventaja más clara, con demasiados rebotes ofensivos (20-14).

Girona estaba imponiéndose desde el físico, tanto desde su superioridad en algunos duelos como desde su intensidad. Levitec, en cambio, estaba desnortado y se veía 10 abajo en el principio del segundo cuarto, con pocas ideas en ataque y tiros forzados (24-14). Cubillán con un triple conseguía romper la mala racha peñista, pero Sevillano se daba un festín yendo hacia el aro. Levitec se recuperaba en defensa, Girona fallaba de tres y Vilà recortaba ganándole la partida a Faye bajo el aro y llevando el marcador a un 26-22.

Pero Levitec desperdiciaba demasiados tiros libres, recibía dos nuevas canastas fáciles y un triple para un 33-22. El equipo oscense volvía a perder en un santiamén lo recuperado y se alcanzaba el descanso con un preocupante 35-24 y una paupérrima anotación.

Al equipo volvía a costarle horrores anotar, después de una canasta inicial de Vilà. Girona tampoco lo pasaba bien, pero tenía el recurso de Sabat y Rozitis, que anotaban un par de canastas fáciles para llevar el partido a un 39-26. Rosa y Vilà daban una bocanada de oxígeno al equipo y llevaban el partido a un 39-31. No había noticia de la anotación exterior oscense, con sus jugadores incapaces de aprovechar las ventajas que generaban. Pero Girona tampoco estaba precisamente brillante y Levitec conseguía sostenerse en el partido y llegar al último cuarto con opciones (44-35). Necesitaba, eso sí, meter algo más, pues con apena diez puntos por cuarto, no le iba a dar.

Pero no hubo milagros, sino la continuidad de los apuros del equipo oscense para anotar y para competir. No se movió su marcador en os primeros minutos y el Girona, muchomás decidido consiguió sentenciar el partido, con un Busquets muy decidido. Las diferencias crecieron hasta casi veinte puntos (54-35), lo que dada la anotación era un mundo. Para colmo, los del Peñas se llevaban un tapón tras otro ante su juego a la desesperada. Los últimos minutos ya servían para muy poco y ni siquiera variaron las distancias de forma significativa. Al final, 67-50 y severa advertencia para los peñistas.

Etiquetas