Baloncesto

Leb oro

Levitec, ante otra final por la permanencia

Los oscenses visitan a Cáceres este viernes (20 horas) para mantenerse en la lucha por la salvación

sd Huesca-Elche 9 - 4 - 21 foto pablo segura
Los peñistas ya lograron vencer a los extremeños en el Palacio de los Deportes
Pablo Segura

Levitec Huesca disputa este viernes en Cáceres el que es su antepenúltimo partido de liga por esta temporada. Los pupilos de Óscar Lata se enfrentan al equipo extremeño con la obligación de lograr una victoria para seguir muy vivos en la lucha por la permanencia. Con un grupo por la permanencia más que igualado, la diferencia entre tener una victoria más o menos puede ser fundamental, y las cábalas dicen que incluso con nueve victorias no estará asegurada la permanencia. Por tanto, Peñas, con siete partidos ganados hasta ahora, se marca el reto de vencer los tres que le quedan para asegurar la meta.

Y para eso los peñistas deben lograr algo que esta temporada solo han conseguido una vez, el ganar fuera de casa. Hasta ahora se ha resistido ese triunfo como visitante, pero ahora prácticamente no queda margen de maniobra y urge ganar en el Multiusos de Cáceres para sumar la octava y dar un pasito más hacia la salvación.

Como novedad para este partido regresa el venezolano David Cubillán, una de las referencias ofensivas, pero en el apartado de bajas hay que señalar a Butler, que se lesionó en el partido de la semana pasada ante Melilla y que probablemente ya no pueda volver a jugar. Por tanto, en el juego interior estarán Vilá, Rosa y Moore, que tendrán que multiplicarse.

El técnico del equipo, Óscar Lata, señalaba el miércoles en la previa que el equipo está mentalizado, tiene claro el plan de partido y que está preparado para sumar esa victoria a domicilio que supondría un balón de oxígeno de cara a los dos partidos que le restarían para terminar.

Sobre Cáceres, señalaba que es un rival duro, que además mejora su rendimiento cuando juega en casa, y que espera un partido reñido y apretado si el equipo no pierde su identidad durante todo el partido.

Con la competición tan igualada como está puede suceder cualquier cosa, pero un triunfo peñista sería sobre todo un impulso moral importante. En caso de derrota, las posibilidades de no terminar la fase entre los cuatro últimos se reducirían y ya no quedaría ningún margen de maniobra.

Etiquetas