Baloncesto

LEB ORO

Óscar Lata destaca la “fe compartida” en Levitec

Recuerda que ha sido una temporada “muy dura” para todos los equipos

Óscar Lata valora especialmente la fe compartida del equipo en el trabajo por la salvación.
Óscar Lata valora especialmente la fe compartida del equipo en el trabajo por la salvación.
Pablo Segura

El técnico del Levitec Huesca, Óscar Lata, viajaba este miércoles a tierras coruñesas para tomarse un merecido descanso y reencontrarse con la familia después de unos días de sufrimiento, esperando resultados que dieran al equipo la salvación. Al final hubo final feliz y así lo vivió después de la tensión “insoportable” de depender de un partido ajeno.

Lata señalaba que ha sido “una temporada muy dura”, pero no solo para el Peñas, sino “para todos” y que las circunstancias la hacían “difícil de gestionar”. En el Peñas se daba la circunstancia de tener “la segunda plantilla más joven” de la categoría y ello exigía “madurar”.

El entrenador gallego se queda por encima de todo con “la actitud de los jugadores, su trabajo diario y las ganas de revertir la situación. La gente quería trabajar”, subraya.

Y destaca que el equipo ha “tenido fe”, algo que han compartido todos. “Hemos compartido fe”, subraya. Él destaca que vino con ella porque “habría sido absurdo venir a ver qué pasaba”. Y comenta que ha tratado de mandar siempre “un mensaje de optimismo”.

Y cree que ha acompañado también un “entorno” implicado, con el apoyo unánime y la labor de la dirección deportiva, la directiva y todos los que rodeaban al equipo.

Personalmente reconoce que para él la salvación y la temporada son “un éxito indudable” porque recuerda que llegaba a Huesca “después de años sin ser primero, siendo ayudante en ACB y en el extranjero. Esta temporada me ha refrendado en mis ideas y mi trabajo”.

Lata señala que ahora se abre el tiempo de poder hablar con la directiva sobre una posible continuidad porque señala que sin la permanencia sería “un sinsentido” y recuerda que un descenso siempre es un trauma para un equipo profesional. Y cree que a partir de ahora se puede “empezar a organizar” el futuro.

También reconoce que la temporada ha sido peculiar y que quizá “no era el mejor año para este formato y con equipos impares”. La muestra de lo volátil que ha sido todo es que el Peñas acabó tercero del grupo en un cuádruple empate, pero podía haber acabado en LEBPlata. Y cree que ha sido “un éxito acabar la liga”, aunque espera que todos los deportes vayan pudiendo recuperar la normalidad.

La plantilla, también muy feliz

La plantilla también acabó muy feliz con la permanencia del equipo, aunque lo vivió cada uno desde su casa, pues la mayoría ya habían regresado.

En Huesca quedaba el capitán Jorge Lafuente, que vivió con máxima tensión el partido hasta la explosión de júbilo final que permitió por fin la celebración.

Y por redes sociales, expresaban también su satisfacción otros jugadores. Como Facu Corvalán, que decía ‘Hasta el último segundo, pero valió la pena’ o un simple pero contundente ‘Somos Oro’, de Luis Parejo, que retuiteó casi toda la plantilla.

La cara amarga, en Orense

Si la cara feliz de la jornada fue Huesca y el Levitec, la amarga se vivió en Orense, un equipo también cargado de historia y que baja muy castigado por la covid. El club mostraba su tristeza, pero destaca su ilusión por seguir adelante. 

Etiquetas