Baloncesto

BALONCESTO/LEB ORO

El Levitec roza la proeza y cae en la prórroga (90-83)

Ha recuperado una desventaja de 12 puntos en el último cuarto, ha fallado el tiro para ganar con 74-74 y ha acabado cediendo

Imagen del partido entre el Cáceres y el Levitec Huesca La Magia.
Imagen del partido entre el Cáceres y el Levitec Huesca La Magia.
Luis Cid

El Levitec Huesca La Magia ha rozado la victoria en Cáceres, después de protagonizar una gran recuperación en el último cuarto que le ha otorgado un tiro para ganar con 74-74, tras haber ido perdiendo por 64-52. No ha entrado el triple de Lafuente sobre la bocina y en la prórroga se ha impuesto el equipo local por 88-81, con el Levitec ya muy gastado por el esfuerzo de jugar sin apenas cambios, con solo ocho jugadores. 

El equipo peñista comenzaba bien, con buena circulación de balón, aunque no acababan de entrarle los tiros y alguna pérdida permitía a Cáceres mostrar los dientes y ponerse con 9-3 con calidad en sus acciones ante una defensa algo tímida, que consentía en exceso en el uno contra uno. Lamúa no tardaba en sacar a cancha a Andrejevic. Levitec avanzaba en el marcador poco a poco a base de triples, sin conseguir altos porcentajes, pero le penalizaban las pérdidas, que replicaban los locales en el otro lado de la pista. Mbala hacía daño jugando hacia el aro de cara y el Peñas ponía a Casanova de base y sentaba a un Andrejevic algo perdido. Lobo anotaba dos triples y el Levitec le veía las orejas al lobo de quedarse lejos demasiado pronto. Pero, al menos, rompía su prolongada sequía, con un Van Oostrum al que empezaban a entrarle los tiros (22-13). Un triple de Rowan metía al equipo en el duelo antes de que concluyera el primer cuarto (22-16).

En el comienzo del segundo cuarto el equipo peñista seguía acercándose, más asentado en defensa y apoyado en los triples. Rowan, de costa a costa superando rivales, metía en un canastón para el 24-21. Cáceres pasaba por malos momentos, se atropellaba ante la intensidad peñista, fallaba incluso acciones claras bajo canasta y un triple de Casanova empataba el choque (24-24) y obligaba al tiempo muerto local. Un Rowan en racha completaba la remontada con un parcial de 0-10 (24-26). Pero Levitec se frenaba también y en la pista había más fallos que aciertos por ambas partes. Cáceres recuperó sensaciones con Mbala y Dukan anotando bajo aros para retomar la iniciativa, aunque con el partido muy parado (33-31) y se alcanzaba el descanso con 35-31.

Pero la vuelta a la cancha no fue buena. Andrejevic se estrelló contra sus rivales, el Peñas estuvo desacertado durante minutos y el Cáceres empezó a hacer daño con sus interiores, un Mbala que seguía siendo una pesadilla y Dukan, que empezaba a serlo. El Peñas blandeaba en ambos lados de la pista y se veía con una desventaja clara (46-33). El partido se le estaba yendo, entre la sequía anotadora y la falta de capacidad para frenar a los interiores locales (50-35). Pero llegaba la reacción atacante peñista y conseguía mantener esperanzas con un buen parcial (50-42). Al final, se entraba en un intercambio de canastas, con Cáceres perdonando, pero entrando en el último cuarto con ventaja clara (59-48).

La dificultad del Levitec Huesca La Magia para anotar hacía muy difícil la remontada, pese a que Cáceres perdonó alguna acciones fáciles. Pero se veía a los locales cómodos en el partido, casi en el bolsillo y las acciones individuales del Peñas eran muy insuficientes (66-52) y Cáceres parecía incluso guardar una marcha más. El desgaste hacía mella en los oscenses, pero un triple de Urdiain ponía al Levitec a 8 puntos y llevaba a un tiempo de un Cáceres relajado en exceso (66-58) y Casanova ponía al equipo a 5 (66-61). Y entonces fue cuando al Cáceres le entraba el tembleque. Y el Peñas, con cinco pequeños, se crecía y empezaba a anotar con más facilidad tanto de tres con Casanova como a base de tiros libres. Igualaba el choque y entraba en un final de intercambios hasta tener el último balón para sentenciar con 74-74. El triple de Lafuente no entraba y ambos se iban a la prórroga.

Se adelantaba el equipo oscense por medio de Omoerah (74-76), pero respondía Cáceres con dos jugadas de tres de Belemene y Mbala y una canasta de este bajo la canasta (82-76). No entraban los tiros peñistas y cuando lo hacían era ya tarde y se había escapado el tren.

Etiquetas