Baloncesto

baloncesto/leb oro

El corazón y el juego a impulsos del Levitec Huesca La Magia no son suficientes

Ha perdido por 82-89 contra un Valladolid, que mantuvo el temple cuando los peñistas rozaron la victoria 

El Levitec Huesca La Magia ha sufrido su cuarta derrota en la liga.
El Levitec Huesca La Magia ha sufrido su cuarta derrota en la liga.
Rafael Gobantes.

El Levitec Huesca La Magia ha sufrido su cuarta derrota en la liga, al perder con el Valladolid por 82-89. Los peñistas han vuelto a ir a remolque todo el partido, pero han conseguido pelear hasta el final con opciones, a base de un juego a impulsos y apoyado en el acierto individual de jugadores como Rowan, Casanova y Van Oostrum en distintas fases. Valladolid mantuvo siempre el temple, manejó mejor los momentos difíciles como un 75-76 y tuvo recursos tanto por dentro como por fuera, con un brillante Wintering. 

El equipo oscense se ha encontrado de inicio con una zona del Valladolid que le ha cogido algo desprevenido (0-4), aunque con robos, contraataques y el acierto de Van Oostrum nivelaba el choque. Andrejevic estaba torpe para finalizar y para coger balones y se iba al banquillo muy pronto, sustituido por Jaime Fernández. De la Fuente y Pippen ganaban la partida bajo los aros y Valladolid demostraba que también sabía correr y tirar desde fuera para poner un 0-9 que llevaba al 7-16 y al tiempo muerto local. Los pucelanos ganaban los 1x1 y el Peñas fallaba hasta debajo de canasta. Lafuente ponía fin a la sequía local, pero Valladolid no se frenaba y De la Fuente marcaba distancias con su segundo triple (10-21). Lamúa hacía debutar a Pablo Ferreiro. Se entraba en cierto intercambio, aunque siempre con Valladolid cómodo y fue el acierto de Rafa Casanova el que permitía tomar un poco de aire al equipo oscense en el tramo final con un triple que rebajaba la máxima diferencia hasta el 17-26 del final de cuarto.

El Levitec ha conseguido acercarse en el comienzo del segundo cuarto, gracias a la decisión de Casanova y Van Oostrum y a que asomaba el juego en transición tras robo. Valladolid vivía del acierto individual de Pantzar en las penetraciones (25-30). Pero un tiempo muerto visitante dio paso a dos triples de Wintering que devolvían a la situación anterior. Valladolid demostraba variedad de recursos en su plantilla (25-36). Y siguió abriendo brecha, con un Peñas tocado en ataque y que sufría ante un equipo visitante que marcaba los tiempos del partido y encontraba ventajas en los emparejamientos individuales (25-40). Rowan sacaba del pozo al Levitec (30-40). Las reacciones peñistas venían de acierto individual e impulsos, en este caso con Casanova, con triple y canasta tras robo (35-42). Y, aunque el equipo recibía alguna canasta fácil bajo tablero, Casanova seguía sujetando al equipo con sus triples (40-47). Y se llegaba al descanso con canastón de Wintering para el 40-49.

Seguía acercándose el Peñas en la entrada a la segunda parte, con Rowan asumiendo todo el protagonismo y Valladolid algo más parado a la hora de anotar, aunque seguía encontrando algún resquicio y facilidades bajo aro (50-59). Pero Rowan estaban en pleno festival, sumaba 12 puntos en cinco minutos del cuarto y ponía un 55-59 que metía de lleno al Peñas en el partido. La presión se traspasaba a los castellanos con un Levitec más asentado. Pero Valladolid ha mantenido el temple, mostrado veteranía y tirado de recursos y dos robos y un triple de Geks y dos robos con canastas al contraataque le han dado aire y devuelto el colchón (57-68). El Peñas se había precipitado y dejado pasar una buena ocasión y el Valladolid, en cambio, había mordido al oler la sangre, con la maestría de gente como Wintering o de la Fuente. Se llegaba al último periodo con 59-72.

El Peñas enlazaba canastas de Casanova, Urdiain y Van Oostrum para aferrarse de nuevo al duelo en el comienzo del último cuarto (68-74). Y la intensidad peñista forzaba pérdidas en los visitantes. Un triple de Lafuente abría totalmente el choque (73-76) y enardecía al equipo y a la grada. El equipo volvía a jugar con cinco pequeños para la remontada. Valladolid estaba aturdido, pero el Peñas fallaba tres ocasiones para empatar en un tiro libre (75-76) y dos triples y Valladolid lograba avanzar con Wintering y una puerta atrás de Berg (75-80). Un triple de Lafuente era respondido por Kuyper y De la Fuente daba renta a los pucelanos (78-85) frente a un Peñas que no acertaba. Van Oostrum con dos penetraciones ponía el 82-85, pero Wintering volvía a marcar el paso del duelo jugándosela en 1x1 (82-87). 

Etiquetas