Baloncesto

baloncesto/leb oro

El Levitec Huesca se diluye en la segunda parte

Tras unos buenos primeros 25 minutos, se ha visto aturdido y arrollado por el Palencia (73-103)

Rafa Casanova penetra ante Fall.
Rafa Casanova penetra ante Fall.
RAFAEL GOBANTES

El Levitec Huesca La Magia ha sufrido una dura derrota ante Palencia (73-103), tras ofrecer unos buenos veinticinco primeros minutos. Se ha diluido al final, caído tras sufrir un lamentable arbitraje y sin respuesta ante un Palencia que ha sacado a relucir entonces todo su poder. Ha sido una lástima porque el equipo había tuteado en la primera mitad (44-44) a un rival poderoso y se había mostrado consistente en defensa y alegre y variado en ataque. Queda un gusto agrio por el final, pero no hay que minusvalorar el tramo bueno. 

Tras un inicio algo dubitativo del Levitec y en el que Palencia ha anotado con cierta facilidad en tiros cómodos de media distancia, la buena defensa peñista y la inspiración de Van Oostrum le daban la vuelta al marcador (10-7). En el lado castellano era Rubio el que estaba certero en el tiro exterior y Dani Rodríguez llevaba a un 10-15, respondido con otro triple por Ferreiro. La defensa peñista estaba funcionando y ello permitía al equipo correr y jugar alegre, aunque Fall empezaba a imponerse bajo los aros. La igualdad y la alternancia en el marcador marcaba el partido. Los peñistas han lamentado en este cuarto un arbitraje permisivo con los visitantes y muy riguroso con los locales que ha encendido a la grada y al equipo. El primer cuarto ha acabado con 22-24, pese al festival de Van Oostrum (12 puntos).

Palencia ha amenazado con abrir brecha en el arranque del segundo cuarto con la calidad y el uno contra uno de sus exteriores. El Levitec se estaba desquiciando con el arbitraje, lo que también obraba en su contra, y Lamúa paraba el partido (23-29). El equipo conseguía con ello mantener el criterio, el movimiento de balón en ataque, aunque no siempre acompañado por acierto en el tiro, y el trabajo atrás. Van Oostrum le acercaba desde 6,75 hasta un 31-32 que llevaba a un tiempo muerto de Rivero para los palentinos. El Peñas mostraba crecimiento y consistencia en el juego, aunque el solo de pito de la colegiada Lema era chirriante y le lastraba. El partido entró en una breve sucesión de errores hasta que Jorge Lafuente, a base de insistir, metía un triple para el 40-41. Rowan hacía aparición y ponía al equipo local por delante en el marcador (44-43), aunque se alcanzaba el descanso con empate a 44. Las sensaciones de los locales eran buenas, de un juego consistente y con recursos.

La sabiduría y calidad de Dani Rodríguez en la dirección ha dado alas a Palencia en el arranque de la segunda parte, frente a un Peñas algo frío (46-52). Pero el equipo se ha rehecho desde la defensa y volviendo a jugar con alegría y en transición, aunque el marcador se movía con lentitud (52-54). El equipo se mostraba pleno de fe, como mostraron canastas de Lafuente y una penetración a tumba abierta de Van Oostrum (55-56), pero también le pesaba cierto individualismo. La colegiada volvía a ser un elemento extraño determinante y Palencia lo aprovechaba para escaparse tras una incomprensible falta antideportiva (55-63). El Levitec tenía que volver al partido y un tiempo muerto trataba de ayudarle. Palencia llegaba al último cuarto con un colchón de diez puntos (56-66).

El Peñas se ha encomendado a la defensa para darle la vuelta al marcador, pero la calidad de Allen y Speight sostenía y aumentaba la renta castellana (60-74), mientras que los locales sólo encontraban puntos en Andrejevic bajo la canasta y la victoria se ha empezado a ver muy lejos tras un 0-10 que ha cortado Jaime Fernández, pero ha tenido inmediato respuesta de Allen (63-82). El final se ha hecho demasiado largo y duro para el equipo local, aturdido después de sus buenos 25 minutos iniciales. Y el marcador se ha disparado hasta el 73-103, con un parcial en la segunda parte de 29-59.

Etiquetas